jueves, junio 17, 2021

Entrevista a Laia Clascà, coordinadora del Trial Summer Camp Andorra

 

En esta ocasión entrevistamos a Laia Clascà, miembro de la Junta Directiva de la Federación Motociclista de Andorra y coordinadora del Trial Summer Camp.


“En Andorra tenemos unos parajes ideales para el trial y por eso intentamos aprovecharlos al máximo”

Laia Clascà, encargada de las salidas del TrialGP de Andorra desde 2012 y coordinadora del Trial Summer Camp desde su creación hace ahora tres años, nos brinda detalles sobre dicha actividad.

Del 27 al 31 de julio se realizará en Sant Julià de Lòria, Andorra, el tercer Trial Summer Camp, organizado por la Federación de Motociclistas de Andorra (FMA). Una edición que volverá a contar con los mejores pilotos del mundo de la especialidad y cuyo objetivo no es otro que realizar una formación especial para jóvenes iniciados en el deporte del equilibrio dinámico. Pues bien, nadie mejor que Laia Clascà, su máxima responsable e impulsora, para avanzarnos las sorpresas que este 2021 nos traerá el Trial Summer Camp de la FMA.

Vinculada al máximo organismo rector del mundo de la moto en el País de los Pirineos desde 2009, la ex esquiadora del equipo nacional andorrano y ex piloto de enduro es una de las mujeres más destacadas de la Junta de la FMA que dirige desde 2018 Natalia Gallego.

– ¿Cómo una licenciada en ciencias de la educación y con un Máster en Psicología infantil y juvenil se convierte en miembro de la Junta de la Federación Motociclista de Andorra?

– Desde 2009 que estoy vinculada a la FMA y mi participación en la misma ha ido aumentando progresivamente con los años hasta que en las últimas elecciones, la nueva Presidenta, Natalia Gallego, me pidió si quería formar parte de su Junta. Y accedí a ello con mucha ilusión y compromiso. (Sonríe).

– Hace ya más de una década que estás ligada a la FMA en mayor o menor medida. ¿Cómo fueron tus principios en la misma?

– Si nos retrotraemos hasta el principio, he de decir que fueron como piloto. Tenía 8 años y mi padrino, Josep María Arnabat, que en su momento fue Presidente de la FMA y posteriormente miembro de la Junta de Josep Puntí, apareció la tarde del Día de Reyes con una moto de Enduro. ¡Aluciné con el regalo! Mis padres se echaron las manos a la cabeza, pero a mi me encantó. (Risas) Y poco a poco fui ganando habilidad hasta que decidí tomar parte en el Campeonato de Andorra de Enduro, siendo la única chica del mismo.

– ¡¡¡Piloto de enduro!!!

– Así es. Pero a los chicos con los que compartía carreras creo que no les hacía demasiada gracia que una chica les ganara y subiera al podio. (Risas). En mi casa, el deporte siempre ha estado muy presente. No solo he hecho enduro. También he practicado esquí (desde los 2 años), natación, gimnasia rítmica, danza, hockey… y muchos más que me dejo por el camino.

– Cada año has asumido más y más responsabilidad, ¿cierto?

– Años más tarde, ya en 2009, me propuso participar en el GP de Andorra del Campeonato del Mundo como administrativa. Posteriormente, me eligieron como traductora oficial catalán-español-francés para las reuniones de la FIM en las citas internacionales que se disputaban en Andorra… He desarrollado varios cargos desde entonces. Supongo que les gustaba mi trabajo y por eso me daban cada vez más responsabilidad. (Sonríe).

– Sin ir más lejos, desde 2012 eres jueza de salidas del TrialGP de Andorra. ¿En qué consiste el trabajo de un juez de salidas en el Campeonato del Mundo?

– Es un trabajo que no es muy vistoso. Tampoco se ve ni valora como debería. Pero yo siempre digo lo mismo: ‘Sin una salida, no hay competición que iniciar’. Parece una tontería, pero hay que tenerlo todo muy bien organizado para que dé comienzo cualquier competición. En TrialGP, por ejemplo, hay que controlar muy bien los tiempos, porque son muchos participantes y el intervalo de salida entre unos y otros ha de estar muy medido. Salen en un minuto o medio, depende de la cita, y en ocasiones o bien no están a su hora y luego te llegan de golpe… etc., etc., etc. Son situaciones que has de saber gestionar. Son momentos de muchos nervios, propios y de los pilotos. Por eso es bueno no presionarte aún más si sucede algún imprevisto. Son unas 3 horas durante las que salen pilotos constantemente y has de estar muy atento a que salga el dorsal que toca y justo en el minuto o momento que le toca, no antes. Si sale después… ¡ya es cosa suya! (Sonríe). Cierto es que entre categoría y categoría hay un poco de pausa, pero no siempre podemos disfrutar de ella. (Vuelve a sonreír).

– Veo que te has encontrado con todo tipo de situaciones.

– Pues sí. Desde el que se ha olvidado la tarjeta hasta el que se equivoca de hora. O el que sale por el lado que no es y al regresar se topa con el siguiente piloto que está esperando… Nervios, tensión… Lo bueno es que con las nuevas tecnologías nuestro trabajo se ha hecho un poco más fácil. Todo queda registrado digitalmente y hay menos errores. Recuerdo dar salidas con ‘cartoncitos’ que luego tenías que marcarles y dártelos todos sudados al guardarlos en las botas. ¡Todo muy higiénico! (Risas). Has de ser un poco psicóloga y comprender la situación. Están nerviosos y has de intentar respetar su espacio para que ello no vaya en aumento. Al haber competido, supongo que ello me ha dado unas tablas y comprensión que otras personas quizás no tengan para ejercer esta labor. Si te ha ido fatal y llegas y alguien te pregunta ‘¿cómo te ha ido?’… quizás la respuesta no te guste. Por eso es mejor darles espacio y dejar que sean ellos los que tomen siempre la iniciativa.

– Y desde 2019 eres la encargada de organizar y coordinar el Trial Summer Camp de la FMA. ¿Qué nos puedes explicar de dicho proyecto?

– Es un proyecto que me apasiona y que desde el primer momento me llena de ilusión el poder llevarlo a buen puerto. En su momento, me percaté de que en ningún lugar se hacía un campamento de verano en el que participaran pilotos de TrialGP como monitores para pilotos de base. Sí que algunos de ellos imparten campus propios, pero ninguno que reúna a varios y de distintas nacionalidades. Por eso nuestro Trial Summer Camp de la FMA pienso que es único en el mundo. Al final, lo logramos y el año pasado, en su segunda edición, nos quedamos sin plazas en apenas ¡3 días! Tuvimos pilotos de Andorra, España, Francia, Italia e incluso de ¡Austria! Un campus muy internacional en el que la gente ha visto una oportunidad única de poder entrenar con los mejores y que en ocasiones los idolatran e idealizan y piensan que están lejos de su alcance. Pueden coincidir en alguna zona y en alguna competición, pero en ese contexto lo normal es que no puedan hablar con ellos. Por eso, el poder compartir entrenamientos, distintas actividades una vez acabado estos e incluso socializar un poco con ellos hace que sea un campus muy chulo y único.

– ¿A quién va dirigido el Trial Summer Camp de la FMA y quién y cómo puede tomar parte en el mismo?

– A niños y niñas de 8 a 17 años. Todos aquellos pilotos que ya estén iniciados en la disciplina del trial. No exigimos estar en ninguna categoría ni tener un nivel X. Es una semana muy bonita en la que todos los participantes alucinan al estar cerca de sus ídolos de TrialGP. En Andorra tenemos unos parajes ideales para el trial y por eso intentamos aprovecharlos al máximo.

– ¿Regresará este 2021? ¿Tenéis fechas?

– ¡¡Por supuesto!! Del 27 al 31 de julio. Debido a la COVID-19 y a la variabilidad de los calendarios nacionales e internacionales: TrialGP, Europeo, Campeonato de España… Nos ha sido un poco complicado hallar una mejor ubicación en el calendario de verano. Pero puedo avanzar que este 2021, aparte de contar nuevamente con varios pilotos de TrialGP como monitores en alguna de sus jornadas, tendremos una gran sorpresa… (Sonríe).

– La temporada pasada, además de con el BiCampeón del CET en TR2 Marc Riba y de Alba Villegas, la máxima responsable del Equipo de Tecnificación de Trial de la FMA, contasteis con la presencia de pilotos internacionales de la talla de Toni Bou, Jeroni Fajardo, Miquel Gelabert. ¿Este 2021 repetirán todos ellos?

– Todavía estamos perfilando la lista; mirando cómo pueden estar con nosotros. Alba (Villegas) estará. También Berta Abellán. Marc (Riba), por su parte, está pendiente de conocer el calendario final de su piloto (Sondre Haga). En cuanto a Toni (Bou), Jeroni (Fajardo) y Miquel (Gelabert)… Solo os diré que uno de ellos estará como entrenador del campus todos los días. (Sonríe). ¿Quién? ¡¡Miquel Gelabert!! El primer líder del CET 2021.

– ¿Dónde podemos inscribirnos en el Trial Summer Camp de la FMA?

– Las inscripciones se han abierto el pasado 1 de mayo y la inscripción se puede hacer en el apartado de la web de la federación andorrana: www.fma.ad/summercamp/. (También tenéis toda la información previa del Summer Camp 2021 en la sección noticias de Todotrial, aquí)

– Natalia Gallego es la Presidenta de la FMA desde 2018. ¿Cómo te convenció para que la acompañaras en su proyecto?

– Fue muy directa: ‘¿Quieres formar parte de mi junta’?. Y le respondí: ‘Sí’. Me ofrecí a ayudar en todo lo que pudiera como ya llevaba haciendo en mayor menor grado desde 2009.

– Ahora que ya han pasado casi cuatro años desde su elección, ¿su mandato crees que ha supuesto un punto y seguido o un punto y aparte con respecto a la acción de gobierno del anterior President, Josep Puntí, que estuvo en el cargo 14 años?

– Un punto y seguido. Seguimos más o menos la misma gente, así como la misma dirección y/o objetivos. Josep (Puntí) ya no es Presidente, pero continúa vinculado como Director Deportivo.

– Una de las cosas por las que vuestra Presidenta y su Junta estáis apostando desde el primer momento es por la base. De hecho, realizáis cursos formativos y de perfeccionamiento con monitores como Jordi Pascuet o Oriol Pi. ¿De quién fue la idea de ponerlos en marcha?

– Arrancaron bajo el mandato de Josep (Puntí). Desde la FMA y el Moto Club Pirineu, uno de los más antiguos de Andorra (organiza carreras desde 1990), se puso en marcha esta iniciativa con unos cursos en la Plaça de la Germandat de Sant Julià de Lòria. Una plaza que todos conocéis porque en los últimos años es donde salen los pilotos que participan en el GP de Andorra del Mundial de TrialGP. La razón de ser de esta iniciativa no era otra que dar a los niños y niñas la oportunidad de descubrir el gusto por la moto y el trial. Nuestra idea era tener una buena base de practicantes de este deporte en un futuro a medio y largo plazo.

– ¿Cómo son y quién puede tomar parte en ellos?

– A niños y niñas que quieran probar. No hace falta que tengan moto propia, ya que el ex piloto Jordi Pascuet cede varias unidades eléctricas a la FMA para que se puedan llevar a cabo los cursillos. Gracias a ello, niños y niñas que quizás nunca se habrían atrevido a subirse a una moto lo hagan y descubran la moto y, por consiguiente el trial, como deporte. Creemos que es una muy buena forma de facilitar el acceso al deporte con moto y de paso potenciamos nuestra base de practicantes en el Principat. (Sonríe).

– Además, tenéis en marcha un equipo de tecnificación de trial con Alba Villegas al frente. ¿Qué valoración haces del mismo?

– Muy positiva. Alba (Villegas) es todo un referente. Posee una técnica brutal tanto en bici como en moto de trial. Es súper disciplinada. Y solo hay que ver los éxitos que poco a poco están cosechando los pilotos que han pasado por el equipo de tecnificación para poner en valor su gran trabajo. Si hoy en día vemos a tantos pilotos andorranos compitiendo en trial es gran parte gracias a su labor, consejos, trabajo y esfuerzo diario. Estamos muy orgullosos del trabajo que ha hecho y sigue haciendo. Laia Pi o Gaudi Vall, Campeones de España, son el mejor ejemplo del trabajo bien hecho.

– Precisamente, Laia Pi, BiCampeona de España en Femenino B, y Gaudi Vall, Campeón Cadete en 2019 y SubCampeón Júnior en 2020, son sus principales estandartes. ¿Confiabais en recoger tan pronto unos resultados deportivos tan buenos?

– Han conseguido unos resultados ¡buenísimos! No nos marcamos un objetivo con ellos, sino que han sido ellos los que nos han demostrado hasta dónde pueden llegar. A parte de su propio talento innato, detrás de sus logros hay un extraordinario trabajo técnico, físico y psicológico, además de mucha disciplina, para llegar donde ambos han llegado. Por eso quiero aprovechar para felicitarlos y que sigan luchando por sus sueños. ¡Que lo persigan hasta el final! ¡Que vayan a por todo con ellos! Pero que siempre con los pies en el suelo.

– Por cierto, ¿qué nos puedes decir del Andorra Women Trial Team que conocimos el pasado verano y que integran cinco chicas con licencia de la FMA?

– Me gusta que me hagas esta pregunta porque en el mundo del motor a las chicas siempre se nos deja un poco de lado. Tenemos a cinco chicas: Lola (Gabriel), Aitana (Núñez), Laia (Pi), María (Font) y Alèxia (Lladó) que este 2021 volverán a la carga. Este equipo ha hecho que estén más unidas que nunca; que hagan más piña entre ellas. Es muy bonito verlas juntas en las carreras ayudándose y dándose ánimos. Estamos muy orgullosas de ellas. Son muy jóvenes, pero ya pueden presumir de haber formado el primer equipo 100% femenino de nuestro país y me atrevería a decir que del paddock internacional; algo que desde la FMA nos parecía algo imposible apenas hace unos años.

– ¿Son sus cinco integrantes la base para el futuro equipo femenino de la FMA en el Trial de las Naciones?

– Todavía son muy jovencitas, pero sería todo un orgullo como Federación que ellas acabaran integrándolo en unos años.

– Y los pilotos forjados en el equipo de tecnificación, ¿lo son del equipo masculino de la FMA en el TdN?

– Opino lo mismo que con las chicas. A ver si este 2021 finalmente se lleva a cabo. Veremos la edad de los chicos y… poco a poco. El objetivo ha de ser ese que apuntas. (Sonríe).

– A Jordi Lestang, piloto andorrano de la Montesa Talent School, lo hemos visto hasta hace muy poco estudiando y entrenando en la Ripoll Talent School, un programa de la FCM en el que algunos pilotos comparten estudios y alojamiento al tiempo que entrenan juntos. Es algo así como un ‘mini’ CAR de Sant Cugat o la Blume de Madrid, pero para pilotos de trial.  Visto el crecimiento del propio Lestang y de otros de sus compañeros, ¿os habéis planteado ‘copiar’ dicho modelo aquí, en Andorra?

– Este 2021, Alba (Villegas) y yo hemos desarrollado el proyecto, el cual Antoni Clascà y Josep Punti ya se lo han presentado a la Ministra de Deportes del Govern d’Andorra, denominado ‘Trial-estudio’, que se desarrollaría en una escuela del sistema educativo andorrano. Nuestra intención es que todos los pilotos tutelados por la FMA puedan seguir evolucionando aquí y a través de un Plan de Estudio a su alcance y adaptado a sus necesidades de entrenamiento. De momento estamos a la espera de la resolución por parte del Ministerio. Ojalá sea favorable y podamos ponerlo en marcha más pronto que tarde. En mi caso, cuando fui esquiadora, formé parte de la primera promoción que gozó de un proyecto similar: ‘Esquí-estudio’, se llamaba. Entrenábamos cinco días a la semana, tres de ellos en horario escolar. Las clases las recuperábamos por la tarde, dos días a la semana. Nuestra intención es trasladar este proyecto ya puesto en marcha con éxito en el mundo del esquí para con el trial.

– A los pilotos andorranos, habitualmente se les ve competir en Cataluña y España. ¿Tiene razón de ser el Campeonato de Andorra absoluto de Trial?

– Evidentemente, no podemos olvidar que, entre unos y otros, hemos logrado la situación actual y debemos continuar en esta dirección. Si un piloto andorrano no participa en nuestro campeonato nacional no tiene ninguna posibilidad de poder entrar en el equipo Nacional del TdN, por ejemplo. Al mismo tiempo, los que se están iniciando tienen que ver que sus compañeros están donde están por el esfuerzo personal y federativo.

– Por cierto, cualquier piloto con licencia RFME puede correr en Andorra y viceversa. Pero en los últimos años, por el contrario, no lo podían hacer los que tuvieran licencia catalana. ¿O ya se solucionó este tema?

– Es un problema interno de la RFME y de las Territoriales. Ahí nosotros no podemos ni debemos intervenir.

– En los últimos años, Sant Julià de Lòria, en Andorra ha albergado el Campeonato de España de Trial en más de una ocasión. ¿Por qué esta temporada no está en el calendario de la RFME?

– La buena predisposición entre ambas federaciones, RFME y FMA, siempre ha dado sus frutos, como lo es el apoyo y colaboración entre ambas. Si necesitaran nuestra colaboración para con el CET, ningún problema. Siempre estamos dispuestos para recibir a nuestros compañeros y amigos. (Sonríe).

– Dada la buena sintonía entre la RFME y la FMA y el hecho de que tantos pilotos andorranos se hayan vuelto asiduos a nuestro Nacional, ¿regresará más adelante el CET a Andorra?

– Con la COVID-19 y sus consecuencias todavía tan presente en nuestras vidas, no te puedo responder. Desconozco la intención, pero por qué no. No lo descartamos en un futuro.

– Sin embargo, este 2021 Sant Julià de Lòria sí regresa a TrialGP. Una pena que Women Trial2 no vaya a tomar parte en la cita andorrana, ¿no?

– En el GP de Andorra alternamos las categorías reservadas a las chicas. Un año sí y al otro descanso. Lo que sí habrá este 2021 será la Copa del Mundo FIM de Trial-E. (Sonríe).

– En su momento se rumoreó un futuro campeonato internacional de trial a parte del Mundial que visitaría España, Francia, Andorra e Italia. ¿Os lo llegaron a plantear formalmente en algún momento?

– Se bien recuerdas, se disputó hace un par de temporadas el ‘Trial 3 Nacions’, cita puntuable para el certamen andorrano, el CET y la máxima competición francesa. Fue todo un éxito y, aunque ahora sería muy difícil repetirlo por culpa de la situación sanitaria actual en toda Europa y las restricciones derivadas de la pandemia, la puerta a volver a celebrarlo sigue abierta.

– Hace muy poco Andorra albergó la ceremonia de premiación del pasado Mundial X-Trial. ¿Regresará la Asamblea General de la FIM, así como su Gala de Campeones FIM Awards, a Andorra la Vella?

toni bou, jeroni fajardo adam raga prize ceremony– Dicho evento no es fijo. Va rotando por diferentes países. En Andorra ya la hemos albergado en dos ocasiones y si en un futuro la FIM quiere regresar estaríamos encantados de acogerla. En cuanto a la ceremonia de premiación del Mundial X-Trial, no sabemos si se llevará a cabo este 2021. La hemos celebrado dos años seguidos. El calendario actual ya ha sufrido varios cambios y la competición se ha retrasado. Todo está muy abierto.

– Toni Bou, que no necesita presentación, se mudó a vuestro país para poder preparar sus temporadas con tranquilidad y sin sobresaltos. ¿Andorra sigue siendo el paraíso soñado de todo trialero?

– ¡¡Seguro!! Andorra es el paraíso soñado para cualquier deportista, no solo para los trialeros. Tenemos todo tipo de terrenos: piedras, que en seco tienen mucho agarre, pero que es mojarse y resbalan mucho; zonas de río abiertas para entrenar, cosa que en Francia y España no se puede hacer… El Govern y el Comú de Sant Julià de Lòria están apostando fuertemente por el Trial como deporte y cuidan mucho de sus practicantes, de que no se sientan como delincuentes por llevarlo a cabo. Por eso cada vez hay más trialeros que nos visitan. De hecho, ya no estamos ante un deporte tan minoritario. En la última carrera que celebramos en Fontaneda, puntuable para el certamen andorrano, tuvimos ”57 pilotos!! Una cifra que no está nada mal, si tenemos en cuenta los habitantes que hay en nuestro país. Poco a poco el Trial está ganado protagonismo.

– ¿Ves a Toni Bou como futuro Team Mánager de Andorra en el Trial de las Naciones?

– Aunque la FMA tiene muy buena relación con él y Toni siempre está dispuesto a participar o ayudar… Tiene otros proyectos. ¡¿Pero quién no le querría en su organigrama federativo!? (Sonríe).

– A todo esto, ¿para cuándo otro TdN en Andorra?

– De momento no nos lo hemos planteado. El de 2021… en Portugal. (Sonríe). No está este tema sobre la mesa de la FMA.

– Al principio nos has hablado de tu relación con el deporte, muy anterior a tu llegada a la FMA. Fuiste… ¡¡miembro del Equipo Nacional de Esquí de Andorra!!, además de proclamarte Campeona de Andorra en varias modalidades de esquí.

– Tras probar muchos deportes me quedé con el esquí porque ¡¡somos el País de la Nieve!! (Risas). Se me daba bien y el Equipo Nacional apostó por mí. Echando la vista atrás, guardo muy buenos momentos y recuerdos de dicha etapa. Mi club siempre ha sido el Esquí Club de Andorra. Recuerdo ir en el bus del club ¡¡con el chupete!! a los 2 años. La Federació me vino a buscar con 12 años, pero en ese momento les dije que no. Me gustaba mucho esquiar, pero me veía todavía muy joven para asumir dicho reto. Durante los dos años siguientes continué esquiando, haciendo podios y consiguiendo victorias, hasta que de nuevo llamaron a mi puerta. En ese momento, ya les dije que sí. Soy muy competitiva y en el esquí hallé mi hábitat perfecto. Hoy en día me falta un poco eso. Un deporte en el que me pueda entregar al 100%. Pero al estar en la FMA, sigo vinculada en cierto modo a la competición. (Sonríe).

– Lo que nos ha llamado mucho la atención es que durante un tiempo… ¡¡combinaste enduro y esquí!! ¿Tiene nombre dicha variante?

– La verdad es que es una combinación un poco rara. Pero intentaba combinar ambos deportes; aunque era en primavera y verano cuando iba más en moto. ¡¡Intentaba hacerlo todo!! Mañana esquí y tarde moto. Nunca estaba en casa. Siempre estaba haciendo cosas. Somos un país de nieve… pero yo diría que también somos… ¡¡Un país de motor!! Tanto por las motos como por los coches. Todo lo que genere adrenalina, ¡¡nos gusta!! (Risas).

– ¿Crees que podría formar parte algún día del programa de unos JJ.OO. De invierno?

– (Risas). ¡¡Nunca digas nunca!! (Más risas).

– ¿Por qué el enduro y no el trial acabó llamando tu atención de pequeña?

– Era muy pequeña. Lo importante es que tenía una moto ¡con 8 años! Ni me planteé cambiar de disciplina. Me lo he planteado ahora, pero el trial requiere de mucha técnica, paciencia y consciencia.

– Por desgracia, hace unos años te lesionaste practicando enduro y desde entonces no has vuelto a subirte a una moto de dicha especialidad. ¿Lo añoras?

– Me lleve una buen susto y como en ese momento estaba que si esquí, que si moto… Al final me decanté por el esquí y aunque las caídas también son importantes, y de hecho sufrí una también muy fea, pero cuando pasó ya estaba más centrada en el esquí. Añoro el enduro, pero no tengo ese gusanillo que tenía al principio. Ahora quiero pensar que soy más madura y consciente de los riesgos. Antes solo pensaba en ganar o ganar. Ahora pienso más en divertirme, en pasar la mañana, porque no me voy a ganar la vida haciendo deporte. La visión al respecto, como puedes ver, me ha cambiado mucho. (Risas).

– Nos han comentado que te gustaría iniciarte en la práctica del trial. ¿Te podríamos ver más pronto que tarde en alguno de los cursos de formación y base que la FMA imparte?

– (Risas). No estoy loca por hacerlo, pero no me importaría. (Sonríe). No hay cursos de iniciación para adultos. Pero ya me han preguntado si podemos organizar un Trial Summer Camp para gente más ‘crecidita’. Creo que de ponerme a aprender más en serio lo haría con un profesor particular.

– Para terminar, si Natalia Gallego te pidiera que fueras su sucesora cuando ella decidiera dar un paso al margen, ¿aceptarías ponerte al frente de la FMA?

– Para nada está en mis planes ser Presidenta de la FMA. Pero si no hubiera más opción y me necesitarán para el cargo lo aceptaría. Me gusta estar más que a la altura cuando apuestan por mí y soy consciente de que me falta formación y experiencia para asumir dicho cargo, y, obviamente, también en ir en moto. Creo que es importante que el Presidente o Presidenta de cualquier federación motociclista sepa practicarlo; que dé ejemplo.

Más entrevistas exclusivas sobre trial, aquí

es Spanish
X
X