jueves, enero 21, 2021

Entrevista a Jordi Camp

 

La competición de motor más antigua del mundo es el gran desafío al que más pronto que tarde espera enfrentarse el nuevo y flamante Campeón de España de Trial 2020 en Júnior.   ¿Se convertirá Jordi Camp en el quinto español en ganarlos?


Jordi Camp:“Me gustaría poder ir a los ‘Scottish’ en 2021, es un sueño para mí”

Donde se besan las poblaciones barcelonesas de Llerona y Corró de Vall, a escasa media hora en coche de la Ciudad Condal, reside una de las últimas grandes perlas patrias del deporte del equilibrio dinámico: Jordi Camp. Pues bien, mientras el joven catalán de 18 años forjado en el Montesa Talent School Team ponía a punto su Montesa Cota 4RT 260, nos reveló entre confidencias que lo que más ilusión le hace es tomar parte en los ‘Scottish Six Days Trials’ (SSDT), la cita más icónica y legendaria de nuestro deporte.

Toni Gorgot (1983), Jordi Tarrés (1987), Amós Bilbao (2002), Joan Pons (2003)… ¿Será el mejor piloto del Campeonato de España de Trial 2020 en Júnior el quinto español en conquistar las tierras altas de Escocia; en ganar en los ‘Scottish’ más pronto que tarde?

– Si te parece, empecemos por lo último. Tercera victoria de la temporada en el Campeonato de España de Trial 2020 en Cal Rosal en Júnior y título. ¿Contento?

– Hombre, ¡¡mejor no podía salir!! Fue un trial bastante fácil y todos estuvimos luchando hasta la última zona por ganarlo, así que feliz de no haber fallado y de haber podido ganar la carrera y de paso también el campeonato.

– ¿Imaginabas cuando arrancó 2020 que te ibas a proclamar Campeón de España de Trial Júnior?

– Sabía que era uno de los muchos aspirantes a ganar, pero no pensé en el campeonato, la verdad. He ido carrera a carrera; intentando hacer mi mejor trial y al final pues he logrado llevármelo. (Sonríe).

– Para muchos aficionados, la categoría Júnior del Nacional de este 2020 ha sido una de las más reñidas de las últimas temporadas. ¿Estás de acuerdo con dicha afirmación?

– Totalmente. La categoría Júnior del CET siempre ha sido así, porque el nivel de las zonas no es muy alto y los pilotos tenemos un nivel parecido, con lo que puede pasar de todo.

– Llegabas líder a Cal Rosal, aunque entre los cinco primeros de la clasificación apenas había 8 puntos. ¿Te preocupaba alguno de cara al título?

– La verdad es que no me he fijado mucho en la clasificación general, porque al tener todos tantas opciones de conseguir un triunfo no valía la pena preocuparse en mirar quién te podía ganar.

– Precisamente, ni Jordi Lestang ni Roger Casas ni David Olmedo, compañeros tuyos en el Montesa Talent School Team, pudieron tomar parte en Cal Rosal por culpa de un positivo en la residencia en la que están entre semana estudiando y entrenando. ¿Cómo recibiste la noticia?

– Lo vi en el Instagram cuando regresaba a casa desde el instituto, en el tren, y me supo mal porque es una cosa con la que no se puede hacer nada. Solo cumplir con el protocolo por responsabilidad y aceptar la situación. Sinceramente, fue injusto que pasara justo en la misma semana del trial.

– El Talents Trial Ripoll es un programa de la Federación Catalana de Motociclismo en el que algunos pilotos comparten estudios y alojamiento al tiempo que entrenan juntos. ¿En algún momento te sugirieron unirte al mismo como tus tres compañeros?

– Sí que me sugirieron entrar en este proyecto, pero pienso que el trial es un hobby que me gusta practicar en distintos sitios e ir un poco a mi rollo, con lo que preferí quedarme en mi pueblo, con mis amigos, para seguir escogiendo qué hacer o no cada día. Hay muchos días en los que salgo a hacer rutas en bici de montaña con los amigos y otros en los que simplemente me apetece descansar; cosas que si estuviera allí no podría hacer al no tener esa libertad.

– ¿Les has pedido información a alguno de tus compañeros de equipo sobre el CTER donde están?

–  Sí, le pregunté… ¡¡cuántas horas entrenan!! (Risas).

– ¿Te gustaría vivir la experiencia del Talents Trial Ripoll?

– Por ahora no, ya que estoy muy bien en mi pueblo, con mi familia, y no lo cambiaría ahora mismo por nada.

– Esta ha sido tu tercera temporada en el programa de formación de jóvenes talentos de Montesa-HRC. ¿Cómo se fraguó tu llegada al Montesa Talent School Team?

–  Gracias a que estuve en el equipo de Ramón Membrives, el Límit Motos, con Montesa y compitiendo en el CET. Gracias a ello pude acceder a este proyecto.

– ¿Cómo es el fin de semana de carreras en el Montesa Talent School? ¿Y entre carreras?

–  Los fines de semana de carrera tenemos bastantes cosas que hacer: entrenar, verificar, mirar zonas, preparar la moto, etc. El rato que compartimos con los compañeros es cuando estamos repasando las motos para la carrera y también durante la pausa entre vuelta y vuelta. ¡Nos lo pasamos muy bien charlando! Entre carreras, es distinto, porque ellos están en Ripoll y ya cada uno hace sus entrenamientos y sus cosas.

– Por el mismo programa pasó hasta la campaña pasada Gabriel Marcelli. ¿Es vuestro modelo a seguir en el Montesa Talent School?

– A mi me gusta mucho como trabaja ‘Gabri’. Creo que es de los pilotos de los que más se pude aprender: por su actitud y su manera de hacer. Yo pienso que eso es lo que le ha llevado a alcanzar grandes resultados estos últimos años. Cuando lo veo pilotar en las carreras, me fijo mucho en lo que hace y estoy seguro de que los demás pilotos del equipo también lo hacen.

– En el Montesa Talent School has compartido box con otros pilotos como los mencionados Lestang, Casas y Olmedo, así como con Pablo Suárez y Martín Riobo. ¿Cómo les definirías como pilotos a cada uno de ellos?

– ¡¡Son todos muy buenos!! Son pilotos muy técnicos, con muchas ganas y fuerza para evolucionar día a día.

– Llegaste al equipo procedente del Limit Motos Team junto a Carla Caballé. ¿Qué recuerdas de esa etapa anterior guiado por Ramón Membrives?

– Fue una muy buena temporada. De hecho, fue justo mi primera temporada con Montesa. Yo llevaba una Cota 260 preparada por él y la verdad es que me gustaba mucho cómo me la dejaba. Por eso, yo creo que en parte sigo con Montesa. Ese año competí con los mayores en la categoría TR4 del CET en lugar de hacerlo en Cadete,  ya que no tenía una 125cc –NdR: desde este 2020 dicho nivel se ha desdoblado en dos para dar cabida a los pilotos que pasan de 125 a una mayor cilindrada o simplemente van con una Montesa–. La verdad es que ese año aprendí mucho de los más ‘veteranos’ y si no recuerdo mal creo que incluso llegué a estar en el podio en algunas carreras. (Sonríe).

– A muchos nos sorprendió el inesperado y repentino adiós de Carla Caballé. ¿A ti también?

– Sí, me sorprendió mucho, ya que después de su lesión entrenó muy duro y volvía a estar fuerte. Seguro que hay algún motivo por el que dijo adiós de esa manera, pero lo desconozco.

– Otra ex compañera tuya que colgó el casco oficialmente a finales del año pasado fue Maria Giró para iniciar un nuevo proyecto deportivo. ¿Conoces su escuela de trial?

– He visto por las redes sociales que está trabajando en ello y que da clases a niños y niñas. Tiene buena pinta, porque ha competido muchos años y conoce muy bien este deporte.

– ¿Te ves haciendo lo mismo que ella en un futuro?

– Por ahora no. Estoy centrado en mis estudios de automatización y robótica industrial, y la verdad, me apasiona mucho este tema.

– Campeonato de Cataluña Open de Trial, Campeonato de Lleida de Trial, COTA, Triales del Bages… sin contar el Campeonato de España de Trial. ¿Te resulta fácil o difícil cambiar de competición y, a veces, categoría?

– Más bien fácil, porque el reglamento es casi el mismo en el Campeonat de Cataluña y en el CET, con lo que ello no es un problema a la hora de tomar parte en sus distintas carreras.

– En el CET te vemos habitualmente acompañado por tu padre. ¿Es el ‘culpable’ de que practiques trial?

– Sí. Él me ha enganchado a este ‘mundillo’, y tengo mucha suerte de tenerle a mi lado. Si no fuese por él, seguramente no sabría lo que es el trial. (Risas).

– ¿Recuerdas cuándo te regalaron tu primera moto?

– Me acuerdo que tenía 7 años y fue una Beta 50 automática. Empecé bastante tarde con la moto, la verdad. Antes, hacía un poco de trial con la bicicleta y jugaba al fútbol; en el equipo de mi pueblo.

– ¿Y cuándo y dónde competiste por primera vez?

– Competí por primera vez… creo que con 10 años en el Campionat d’Osona de Trialers Aficionats, en el COTA; en la categoría Amarillos. Eran unas zonas muy complicadas para mí, porque llevaba una moto grande para mi envergadura y ¡no podía casi moverla! (Risas).

– Muchos solo te hemos visto al manillar de una Cota. ¿Siempre ha sido un chico Montesa? ¿Por qué?

– Empecé con una Beta y más adelante me pasé a una GasGas, pero desde que probé ya hace más de 4 años la Montesa de mi padre, ¡¡lo flipé!! Y desde entonces no he ido con otra moto. Te he de decir que también voy con una Montesa porque es una moto que siempre va igual de bien. Apenas tienes que hacerle el mantenimiento básico. Nada más. Es muy fiable y solo me tengo que preocupar de dar gas. (Sonríe).

– Dados tus resultados en el CET, el mejor Nacional del mundo… ¿Para cuándo tu debut internacional?

– ¡¡Buuff!! El Mundial o Europeo son campeonatos demasiado profesionales. Pero me gustaría poder ir a los ‘Scottish’ en 2021, es un sueño para mí. Allí está el trial en estado puro; el que me gusta más. Cuando mi padre, que ha estado varias veces por allí, me habla de que se pasan unas 8 horas durante 6 días en moto, con zonas increíbles, me entran unas ganas enormes de ¡¡ir para Escocia!! (Sonríe).

– De poder escoger, con qué te quedas: ¿Trial Solidario de la Marató de TV3, Trial de la Fiesta Mayor de l’Ametlla del Vallès o Santigosa?

– (Risas). Sin ninguna duda, Santigosa. Es un trial único y me gusta muchísimo pasarme hasta tres días compitiendo por todo tipo de zonas. Son una pasada en cuanto a organización y tipo de zonas. Habría que hacer más triales como ese. Creo sinceramente que son estas competiciones de ese estilo las que crean afición y mueven a más gente.

– Muchos ven en ti al nuevo Gabino Renales por tu temple y calma. ¿Tu también lo crees?

– Nunca me habían dicho esto. Soy bastante nervioso de carácter, pero en competición sí que intento estar calmado porque si no cometo errores. No creo que sea como el gran Gabino Renales. ¡¡Ya me gustaría ya!! (Risas).

– ¿Tienes algún piloto favorito?

– Desde siempre me ha gustado mucho Adam Raga. Es brutal la técnica que tiene. Hay pilotos que usan más la fuerza, pero él es muy fino y tiene un control del gas espectacular. Es increíble verle pilotar. Por cierto, aprovecho para felicitarle por su título en TR1.

– ¿Qué le pides a 2021?

– Que por favor ¡sea un año sin COVID-19! Y en cuanto a carreras, que se puedan hacer todas y que podamos disfrutar todos de los triales como hasta ahora.

Más entrevistas trialeras

es Spanish
X
X