viernes, mayo 20, 2022

Bultaco vuelve al Scottish Pre65!!!

 

Sí, Bultaco volverá a estar compitiendo en las míticas Tierras Altas de Escocia antes de la primera semana de mayo!!! Alfonso Calzado tendrá el privilegio de hacerlo a los mandos del singular prototipo de Bultaco Sherpa T que perteneció a su padre y que tiene una curiosa historia.


Bultaco revolucionó la historia del trial a mediados de los años 60, cuando el piloto irlandés Sammy Miller acabó fichando por la firma catalana y desarrollando la que sería la primera moto realizada específicamente para la práctica del trial. El debut del nuevo binomio en los Seis Días de Trial de Escocia, la prueba más importante del año, se saldó con una contundente victoria. Era el mes de mayo de 1965 y desde entonces la historia del trial cambió radicalmente de rumbo. Aquello supuso el declive de las pesadas motos británicas de 4 Tiempos derivadas de motos de carretera y la irrupción de las manejables y ligeras motos españolas de 2 Tiempos que dominarían las siguientes décadas, ya que Montesa y Ossa siguieron los pasos de Bultaco.

Esta historia aún escuece a los británicos, y precisamente por esto el Trial de Clásicas más antiguo y prestigioso del mundo, el Scottish Pre 65, está restringido a motos anteriores a aquel año. Sin embargo, en la edición 2022 de la prueba, una Bultaco se alineará en la línea de salida al son de los gaiteros.

El Scottish Pre 65 trata de rememorar las mejores épocas del trial británico y de su prueba más mítica, el SSDT (Scottish Six Days Trial) y se celebra el viernes y sábado inmediatamente anteriores al inicio de los 6 Días el lunes. Evidentemente su recorrido es muy inferior y se limita a 2 días, pero recorre algunos de los lugares más emblemáticos de la época, como Mamore o el Pipeline.

La salida se realiza desde Alluminium Works en Kinlochleven y cada año las plazas para participar se agotan rápidamente, quedando muchos solicitantes fuera, como sucede en los 6 Días.

Las normas de originalidad de las motos admisibles son muy estrictas, y cada pieza tiene que ser de estricta serie o equivalente de la época. Ver una Bultaco compitiendo en el Scottish Pre-65 es algo muy excepcional y sólo se ha visto hasta ahora en muy pocas ocasiones. La primera vez fue cuando el catalán Kiku Carbonell logró ser admitido con una Sherpa N.

ssdt-2015-D1-jmhernaez1
José Mª Hernáez con la única Bultaco en competición en 2015

Posteriormente, en 2015, lograba ser admitido el madrileño José María Hernáez Aymat con una Saturno modificada a trialera, al año siguiente lo hacía el también joven madrileño Carlos Fernández Cañete con una Bultaco Mercurio 200, curiosamente acompañado por su padre a los mandos de una Montesa Impala. Ese año 2016 curiosamente hubo dos Bultaco compitiendo en el Scottish, la Mercurio de Carlos y una auténtica Bultaco Sherpa Sammy Miller modelo 10 pilotada por el piloto irlandés Dathi Coughlan… Esto probablemente removió las tripas de algunos puristas del trial británico, ¿como era posible que la moto que originó la normativa de esta prueba limitando la participación únicamente a motos Pre 65 se hubiese colado? La razón es sencilla, resulta que las primerísimas unidades de la Sherpa T modelo 10 datan de diciembre de 1964, son muy escasas las unidades matriculadas en esa fecha, pero las hay. Así que acreditando la documentación de matriculación, los organizadores no pueden contravenir sus propias normas y así es como pudimos ver esa Sherpa Sammy Miller compitiendo en el Scottish.

Carlos Fernández Cañete en 2016 con esta Bultaco Mercurio
Dathy Coughlan con su Bultaco Sherpa modelo 10 de 1964

En 2018 participaba por primera vez el protagonista de esta noticia, Alfonso Calzado y su Bultaco “prototipo”, lo cual repetirá los próximos días 29 y 30 de abril de 2022.

La moto de la que os hablamos es una Bultaco completamente original, no se trata de una réplica o una modificación y tampoco corresponde a ningún modelo de serie conocido, aunque es bastante similar a las Sherpa N, teniendo también elementos que la asemejan a la primera Sherpa T, la modelo 10 o “Sammy Miller”, aunque es anterior a esta.

La moto la compró el padre de Alfonso a un empleado de Bultaco del que era vecino en Camprodón, localidad donde ambos veraneaban. Su documentación y matrícula datan de 1964. Su chasis parece ser el de una Tralla de carretera con modificaciones, ya que tiene marcas de los soportes traseros que han sido eliminados. El motor es un San Antonio 1 de 175cc con 4 marchas retocadas respecto a los modelos de serie ya que los desarrollos son muy cortos.

Alfonso Calzado con Yrjo Vesterinen

Pero… ¿entonces qué moto es esta? Pues se trata de uno de los prototipos realizados por Bultaco en 1964 durante el desarrollo de la que posteriormente sería la famosa Sherpa T “Sammy Miller”.

Oriol Puig Bultó, piloto y directivo de la fábrica en la epoca, fue a verla recientemente y comentó que efectivamente sería uno de los prototipos de test, o quizás podía ser una de las que el propio Oriol utilizó para correr en el SSDT convirtiéndose en el primer español en participar en el el mítico 6 Días. Sea una cosa u otra, sin duda estamos ante un modelo con una historia increíble, y cuyo valor por tanto es realmente difícil de calcular, pues sería objeto de deseo para cualquier coleccionista.

El padre de Alfonso, que en la actualidad tiene 84 años, disfrutaba la moto en los veranos para dar paseos por la montaña y nunca quiso desprenderse de ella, manteniéndola en bastante buen estado hasta que fue poco a poco “apartada”. Pero Alfonso empezó a interesarse por la moto y la volvió a poner en marcha, para después ser restaurada por Joan Rovira, manteniendo su completa originalidad salvo el carburador, que ha sido sustituido por un Amal de la época, y los amortiguadores, claro.

Alfonso empezó con el trial de clásicas y tras percatarse de la interesante historia de esta moto, se puso como objetivo poder correr con ella algún día en el Scottish, sueño que logró hacer realidad en 2018 después de que los escrutradores del estricto comité de admisión de motos diesen el visto bueno.

Curiosamente Alfonso quiso volver a correr en el Scottish Pre 65 al año siguiente con una BSA, pero no fue elegido, así que volvió a echar su solicitud para 2020 de nuevo con la Bultaco y volvió a ser seleccionado. La llegada de la pandemia y la cancelación de la prueba en 2020 y 2021 ha hecho que haya tenido que esperar a 2022 para poder volver a hacer historia en tierras escocesas, como en su día hicieron nombres como Dan Shorey, Tom Ollerton y Oriol Puig Bultó antes de la llegada de Sammy Miller, tal y como os contamos hace tiempo en Todotrial (ver aquí).

Toda la suerte a Alfonso Calzado, quien por cierto gestiona la interesante cuenta de Instagram dedidada a las clásicas de Trial, Motomaresme, y por supuesto al resto de nuestros representantes en Escocia, tanto en el 2 días de clásicas como en el 6 días.

Reportajes ediciones anteriores Scottish Pre65:

2019, 2018, 2017, 2016, 2015, 2014, 2013, 2012, 2011, 2010, 2009, 2008, 2007, 2006, 2005, 2004, 2003, 2002, 2000

es Spanish
X
X