sábado, octubre 24, 2020

Entrevista a Miguel Ángel Rodríguez ‘Suca’

 

Desde 2017, Miguel Ángel Rodríguez ‘Suca’, ex mecánico y mochilero de ‘Super Campeones’ como Dougie Lampkin, James Dabill, Adam Raga o Iván Cervantes, es el hombre que acompaña, ayuda y asesora a uno de nuestros jóvenes más prometedores: Pau Martínez.


“Todavía me planteo participar en el Dakar. Pero ya no como piloto, sino como mecánico”

Miguel Ángel Rodríguez ‘Suca’, Team Manager, mecánico y mochilero de Pau Martínez.

Prácticamente, ningún deporte de motor se le ha resistido a Miguel Ángel Rodriguez, más conocido en el paddock del Campeonato de España y Mundial de Trial como ‘Suca’. Los de cuatro ruedas, como piloto de kárting, monoplazas e incluso de raids 4×4. Los de dos, principalmente enduro y trial, como mecánico de confianza de figuras de renombre como Adam Raga, Iván Cervantes, Dougie Lampkin o James Dabill, entre otros. Sin embargo, desde 2017, es el hombre que acompaña, ayuda y asesora a uno de nuestros jóvenes más prometedores: Pau Martínez. Con él conversamos en su localidad natal, Rubí, en Barcelona, en su taller, sobre su presente, futuro y pasado.

– ¿De dónde proviene tu sobrenombre? ¿Por qué te llaman ‘Suca’?

– Este sobrenombre viene de la Masía que teníamos como negocio familiar en Rubí, Barcelona. Se llamaba Masía ‘Can Sucarrats’, y de Sucarrats… viene ‘Suca’.

– ¿También era tu nombre de batalla cuando competías en kárting allá por 1993?

– ¡Que va! Usaba mi nombre normal. (Sonríe).

– Tras despuntar en el mundo del kárting, dejaste tu impronta en la Fórmula Renault, así como en la Fórmula Súper Toyota. ¿Qué recuerdas de aquella época?

– Fue una de mis mejores épocas, compitiendo y viajando a nivel por todo nuestro país y por todo el mundo como piloto de carreras. Me gusta la adrenalina de la competición.

– ¿Te resultó fácil cambiar coche y competición?

– La verdad es que sí. Creo que me las ingeniaba bastante bien. Además, me gustan los retos y probar sensaciones nuevas.

– Por cierto, ¿llegaste a coincidir en los briefings con Fernando Alonso?

– (Risas). ¡Ojalá! Pero la verdad es que no ‘me tropecé’ con él nunca. Una pena, ¿verdad?

– ¿Y cómo pasaste de las carreras en circuitos y monoplazas a los raids de coches 4×4?

– Los presupuestos que necesitábamos para monoplazas, así como los circuitos que visitábamos, cada vez eran más exigentes y elevados, así que decidimos probar suerte con los raids, donde no se manejan cantidades tan elevadas; aunque no dejan de serlo para la gente normal y corriente. (Sonríe).

– Tomaste parte en la Copa Suzuki Samurai a finales de los 80 y principios de los 90. ¿Qué tal resultó el pasar del asfalto liso a las piedras y dunas?

– ¡Fue brutal! Muy divertido. A parte de ser una conducción totalmente diferente, podía compartir esta experiencia con mi copiloto. Además, durante aquella época tuve la gran suerte de compartir dicha experiencia con dos amigos míos: Julio Villanueva y José Mejías.

– ¿Te llegaste a plantear en algún momento el participar en el Dakar?

– Pues mira, a día de hoy, todavía me lo planteo. Pero ya no como piloto, sino como mecánico.

– Cuelgas los guantes y el casco como piloto y rápidamente te conviertes en el mecánico de confianza de ‘cracks’ del enduro como Rafa Garcia, Xavi Puigdemont o Aarón Bernárdez. ¿Por qué acabaste trabajando en el mundo de las dos ruedas y no en el de las cuatro?

– Me dieron la oportunidad en Motos Bordoy y por ello les estaré siempre agradecidos. Y es que así empezó esta genial aventura. (Sonríe). De vez en cuando, en ocasiones puntuales y para cosas muy concretas, todavía seguimos trabajando juntos. Me une una gran amistad con ellos.

– ¿Qué recuerdas de cada uno de ellos? ¿Te pedían cosas muy diferentes para sus motos?

– Son todos unos maravillosos pilotos, muy profesionales y perseverantes, pero, sobre todo, son muy buenas personas. A cada piloto, le gusta que la moto esté hecha a sus necesidades y forma de pilotar. Si habéis seguido sus carreras ya os podéis imaginar qué me pedían. (Sonríe pícaramente).

– Y de Husqvarna y Motos Bordoy das el salto a GasGas fábrica. ¿Cómo te surgió dicha posibilidad?

– La oportunidad surgió porque necesitaban un mecánico que tuviera carnet de camión, y así fue como se pusieron en contacto conmigo. Me convertí en su camionero-mecánico.

– … y el primer piloto con el que trabajas es Iván Cervantes. ¿Orgullo o responsabilidad?

– Discúlpame, pero te tengo que corregir. De hecho, el primer piloto en GasGas con el que trabajé fue con el francés Loris Gubian, que años más tarde se convertiría en el segundo piloto en ganar la Copa del Mundo FIM de Trial-E. Es más, hice todo el Mundial de Trial como mecánico suyo. Con Iván trabajé algo después y fue todo un orgullo compartir experiencias con él. Asimismo, por supuesto, también una gran responsabilidad trabajar para con todo un Penta Campeón del Mundo de Enduro y sin duda el mejor piloto español de la historia de la especialidad.

– ¿Eres tú el ‘culpable’ de que el actual seleccionador nacional de enduro practique en sus ratos libres trial?

– (Risas). Me gustaría decir que sí, pero no. (Más risas). Iván ya practicaba trial mucho antes de que yo llegara a su vida. Lo hacía para coger técnica. Le iba bien para el enduro.

– Por cierto, ¿ya conocías el trial? ¿y lo practicabas?

– Lo conocía, pero yo practicaba enduro por aquellos entonces.

– Y a partir de 2010 te conviertes en el mecánico de confianza de Dougie Lampkin. ¿Cómo llegó ‘LampKing’ a tu vida?

– Al compaginar enduro y trial en GasGas, empecé a trabajar con Dougie como su mecánico de Hard Enduro durante su etapa en la marca, y así empezó nuestra amistad y trayectoria juntos.

– ¿Qué moto te resultaba más fácil poner a punto: la de trial o la de enduro?

– Son mecánicas distintas, y disfruto mucho de ambas; sacando el máximo partido y rendimiento a la mecánica.

– ¿Cómo le gusta a Dougie (Lampkin) que esté su moto? ¿Y la de enduro?

– La moto sea de la disciplina que sea, siempre tiene que estar al cien por cien. Dougie nunca me ha dicho nada en concreto. Él confía en mí y en mi criterio.

– ¿Contigo habla en inglés o ya se arranca con el español?

– (Risas). ¡En español! ¡Así lo practica! (Más risas).

– Y cuando Lampkin ficha por Vertigo te lleva con él y así es como empiezas a trabajar con otro compatriota ,suyo, con James Dabill. ¿Qué tal tu etapa con ‘Dibster’?

– Así fue. Dougie me llevó con él y empecé a ayudar a James y fueron dos temporadas muy buenas. Hubieron muchos podios, victorias… fue un trabajo del que me siento también muy orgulloso; bien realizado. Y por si me lo ibas a preguntar, con ‘Dibster’, no hablábamos ni español ni inglés: hablábamos… ¡catalán! (Risas).

– En esa época, Dabill tenía a Fajardo como compañero. ¿Compartíais información o también teníais política de muro de separación como sucede en muchos equipos del Mundial de MotoGP o F1?

– La información es poder y eso no se comparte. En las carreras, no venimos a hacer amigos. (Risas).

– Y desde 2017 es Pau Martínez quien saca provecho de tu experiencia. ¿Cómo llegó el joven piloto a tu vida?

– Yo estaba como Team Manager en el equipo MRW-Jitsie y él era uno de los pilotos del equipo. Que acabáramos juntos fue cuestión de tiempo.

– Empezaste como mecánico/mochilero, pero, efectivamente, te has convertido, además, en Team Mánager del MRW Team, donde también está enrolada tu hija Leire. ¿Cómo te organizas? ¿de dónde sacas el tiempo para hacerlo todo tan bien?

– Pues no lo sé ni yo. (Risas). Supongo que es cuestión de dedicarle muchas horas de trabajo, dedicación y organización. Intento mejorar día a día.

– Con Pau (Martínez) has ganado el Campeonato de España de Trial Cadete 2018 y Júnior 2019, además del Campeonato de Europa Youth 2019. Mejor, imposible, ¿no?

– Han sido temporadas muy buenas en las que hemos trabajo muy duro. Pau es un gran piloto y gran profesional. Y como persona, es un chaval increíble.

– Por cierto, ¿cuáles son vuestros principales objetivos para este 2020?

– Nos gustaría hacer un buen papel en la categoría TR2 del CET e intentar ganar el Mundial 125cc, pero todo dependerá de si podemos seguir compitiendo con normalidad o no. Vamos, de si se siguen celebrando carreras o no.

– ¿Habéis cambiado algo en cuanto a preparación se refiere en relación al año pasado? ¿Y tras el confinamiento por la Covid-19?

– Sí. Siempre hay cosas que mejorar. Tras el confinamiento, lo que hemos hecho ha sido aprovechar el tiempo al máximo para entrenar y recuperar sensaciones y ganar nuevamente ritmo.

– Tanto el CET 2020 como el Mundial se concentran muy mucho en el tiempo y serán casi todas las carreras dobles, de sábado y domingo. ¿Os beneficia o perjudica dicho formato?

– Este formato es para todos los pilotos igual, por lo que creo que beneficiará a los pilotos que más resistencia tengan.

– Pau (Martínez) parte a priori como uno de los favoritos al título en el Mundial 125. ¿Tu también lo crees?

– Hay muchos pilotos buenos, pero, como es evidente, es mi apuesta. (Sonríe).

– Hace tiempo que se viene especulando con que la FIM quiere eliminar a los mochileros. ¿Crees que es factible que se lleve a cabo?

– Yo creo que eso no es viable, porque al igual que los pilotos de rally necesitan un copiloto, los pilotos de trial también necesitan un mochilero.

– ¿Te parecería bien que los pilotos vayan solos y no cuenten con vuestra ayuda en las zonas?

– Obviamente, no.

– ¿Crees que hay algo de ti en todos los pilotos que han pasado por tus manos? ¿Y de ellos en ti?

– Pues no lo sé. Habría que preguntarle a ellos. (Risas). Lo que está claro es que todos los pilotos con los que he estado me han hecho aprender mucho, en todos los sentidos y ámbitos de la vida.

– Por cierto, como aficionado… ¿stop o nonstop?

– Stop. Hay veces en las que el nonstop va muy de la mano del criterio de los controles y eso hace que sea difícil de aplicar con ecuanimidad. Por eso mucha gente que sigue un trial del Campeonato del Mundo no acaba de entender ciertas decisiones de los jueces. Por que a veces a unos les marcan una cosa y a otros, haciendo lo mismo, les indican otra.

– … ¿y como piloto?

– Lo mismo: Stop.

– … y como mecánico, ¿qué te gusta más para trabajar: 2T o 4T?

– Personalmente, 2 Tiempos.

– ¿El futuro de nuestro deporte pasa por la moto de trial eléctrica?

– En mi humilde opinión, no. No lo veo. Llamadme romántico. (Risas).

CatalanChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianJapanesePortugueseRussianSpanish
X