miércoles, febrero 1, 2023

Entrevista a Takahisa Fujinami tras su primer año como team manager

 

El Repsol Honda Trial Team completaba 2022 con los deberes hechos tras ganar los dos títulos mundiales y ya está trabajando para la nueva temporada. El jefe de equipo Takahisa Fujinami hace repaso de su primer año en esta nueva posición.

Texto y fotos: Repsol Honda Trial Team


«Me gusta ayudar a mis pilotos en lo que necesitan»

– Ha terminado 2022, un año que ha sido totalmente diferente a tus 26 años anteriores en el Campeonato del Mundo. Como Jefe de equipo del equipo campeón del mundo, ¿cuál es tu valoración de esta temporada? ¿Mejor, igual o peor de lo esperado?

– La verdad es que he tenido suerte de poder continuar con este equipo, el mejor del mundo, ahora como Team Manager. Tengo que agradecerle a HRC que haya confiado en mi y darme esta oportunidad. Toni está fuerte siempre pero lo importante es que no se haga daño. Este era uno de los objetivos esta temporada, que Toni no tuviera lesiones. He intentado que no forzara físicamente para no arriesgar tanto.

Creo que sus resultados: siete victorias en TrialGP y 3 segundos puestos y cuatro en X-Trial y un segundo, muestran que está más fuerte que nunca a sus 36 años. Estoy muy contento de poderle ayudar. También a Marcelli. Al principio de año estaba bastante nervioso, el peso del equipo oficial, seguramente. Todos se fijaban mucho en él y él se presionaba para conseguir resultados. Tuvo que aprender muchas cosas para adaptar su estilo a la moto. Ha sido cuestión de tiempo, y al final ha conseguido varios cuartos puestos y, en el campeonato de España consiguió la victoria en la última carrera, aguantando mucha presión. Estoy también contento con Gabriel.

– Ciertamente, Gabriel, que tenía la difícil misión de sustituirte como piloto en el equipo, ha ido de menos a más. Finalmente dos quintos puestos finales tanto en Indoor como en Outdoor. ¿Qué esperas de Marcelli en 2023?

– Bueno, su nivel está bastante alto, pero creo que es posible acabar en cada carrera del año en el podio; habrá que luchar por ello para intentar también terminar con una medalla al final del campeonato.

– Parece fácil el objetivo de Toni Bou: repetir nuevamente los resultados finales con dos títulos más.

– Sí, eso es. Creemos que está muy fuerte y tiene cuerda para rato. Tiene mucha ventaja técnica sobre cualquier otro piloto y sobre el papel puede conseguir los dos títulos mundiales en juego en 2023.

– Pasemos a otro punto: la preparación del equipo. Has instaurado diferentes test y entrenamientos colectivos, con la participación de todos los pilotos y mecánicos. ¿El funcionamiento es mucho mejor así?

– Antes también se hacía, pero era entre los pilotos, que nos poníamos de acuerdo para entrenar juntos. Ahora es una petición del equipo el hecho de entrenar juntos. Tenemos un piloto número 1 y los demás pilotos de Montesa, Gabriel y Pablo, pueden aprender de él. La confianza que se crea dentro del equipo es importante, es como una familia.

– ¿Y la relación fuera del equipo? Con los promotores u organizadores de carreras, con las otras marcas, team managers… Todo esto sí que es realmente nuevo para ti. ¿Te han sorprendido algunos temas?

– Para mí ha sido empezar desde cero en muchas cosas. Por ejemplo, sacar la licencia. Antes lo hacía el equipo… y ahora tengo que gestionarlo yo. Mi ordenador, mi teléfono, no para de recibir mensajes… también de los sponsor… Es un gran cambio y al principio parecía que me costaría bastante, pero ya nos hemos adaptado a ello. Miquel [Cirera, el anterior Team Manager] lo tenía todo por la mano… Quizás aún falta aprender algo, pero creo que estamos yendo por buen camino… aunque con mi estilo. Ah! Y también me lo paso bien haciendo esto, disfruto de ello.

– ¿Qué es lo que más te gusta de este trabajo?

– Ayudar. Me gusta ayudar a Gabri y a Toni en lo que creo que necesitan. Si así salen los resultados, es como un premio para todos.

– ¿Y lo que menos te gusta?

– ¡Uf! ¡El trabajo de oficina! (risas).

– Hablando de cambios, habéis estado en Japón para el Honda Thanks Day y también para aprovechar y estar unos días de test con los técnicos e ingenieros japoneses de HRC. ¿Cuál es el balance que habéis sacado del test?

– Al final cada piloto escoge la moto que más le gusta, con el motor y los settings que le gustan más. Luego está el trabajo con los ingenieros para que puedan llevar a cabo todo lo que a los pilotos les gusta. Es cuestión de tiempo tener exactamente lo que cada uno quiere, pero en general ha sido un buen test.

– Para el año que viene el campeonato del Mundo de TrialGP parece que vuelve a la «normalidad» con más carreras y el regreso de Motegi…

– Hace ya tres años que parece que estemos en «otro mundo», corriendo sólo en Europa y con carreras de un día… La pandemia también ha afectado internamente al equipo, ya que por ejemplo, los técnicos de HRC no han podido venir a Europa, a las carreras ni a nuestros test de desarrollo. Ahora parece que todo va a mejor y confiemos que sea bueno para todos.

– En el Thanks Day te hicieron un homenaje de despedida. ¿Qué ocurrirá en mayo en Motegi en la carrera del Mundial de TrialGP?

– Muchos me han pedido por favor que vuelva sólo para correr la última y así poder despedirme de todos, pero, evidentemente, no es posible. Me gustaría, pero no tengo nivel para ello y, además, tengo un trabajo que hacer y debo ayudar al equipo.

– Este año se ha ganado un título que hacía dos años que no se conseguía: el título de constructores. Montesa vuelve a ser campeona del Mundo de marcas.

– Montesa es la única moto de 4 tiempos que compite en el Mundial. La gente dice que es una moto pesada, pero en realidad, se consiguen muy buenos resultados con esta moto. Quizás en algunos puntos tenemos un hándicap, pero hay otros aspectos más en los que saca ventaja.

– Pues te dejo seguir trabajando en el equipo… ¡para continuar cosechando éxitos!

– ¡Muchas gracias!

Más entrevistas de Todotrial, aquí

es Spanish
X
X