martes, enero 31, 2023

Entrevista a Marcos Combarro, Campeón de España Cadete 125cc 2022

 

Entrevistamos en esta ocasión a uno de los jóvenes valores más prometedores del panorama nacional del trial, Marcos Combarro, ganador en la categoría Juvenil A en la Copa de España de Trial 2021 y en Cadete 125cc en 2022.


“Para 2023 quizás suba a Júnior con una 300cc”

El flamante nuevo monarca del Campeonato de España de Trial «CET» 2022 en Cadete 125 sopesa tomar parte el año que viene en el nivel con las puertas de color verde. Marcos Combarro Girona ya atesora en su incipiente palmarés la Copa de España de Trial 2021 en Juvenil A y la Copa de España de Trial 2022 en Cadete 125cc. El piloto nuciero, de apenas 13 años, sigue confirmando con triunfos y títulos que es una de las grandes promesas patrias de esta modalidad y que quiere continuar la saga de grandes pilotos españoles como Adam Raga, Toni Bou o Jaime Busto.

En 2022 no se ha bajado del podio en ninguna de las siete carreras del Nacional en su año de debut en las zonas con las puertas de color amarillo. Pues bien, días después de su coronación en Cal Rosal, Barcelona, aprovechamos para visitarlo en la localidad alicantina de La Nucía, su lugar de residencia y entrenamiento habitual, para conocer un poco más a la penúltima perla de nuestro deporte. Su intención para con 2023: llegar a hacer algún podio en el nivel que al final elija: Cadete (Superior) o Júnior, el que más le atrae.

– Tercera temporada completa en el Campeonato de España y segundo gran título. ¿Imaginabas que acabarías ganando Cadete 125cc cuando arrancaste 2022 en Arteixo?

– Empecé con muchas ganas esta temporada y, por supuesto, la prueba de Arteixo, que eran dos días y puntuaba doble. La verdad que el resultado fue muy satisfactorio y me ayudó a seguir con muchas más ganas en las demás pruebas. Es difícil pensar en ganar el campeonato al iniciar el año, ya que éramos debutantes en una categoría con gente mayor y pasos nuevos. Pero tras la primera carrera fuimos conscientes de dónde podíamos estar. Y bueno, al final, con mucho trabajo y sacrificio, lo hemos logrado.

– En las siete carreras disputadas siempre has estado en el podio. ¿La regularidad ha sido tu mejor baza?

– Sí. Yo creo que mantenerme en los primeros puestos durante todas las pruebas y estar en el podio como dices ha sido una de las grandes ventajas para haber ganado el campeonato. En una categoría tan competida como la nuestra, el no fallar era clave para no lastrarnos de cara al final de año. Creo que nuestro éxito ha radicado en la fiabilidad que hemos demostrado a lo largo de la temporada.

– Ganaste la carrera inaugural y la penúltima antes de la gran prueba final en Cal Rosal. Tu máximo rival, Aniol Llamas, en cambio, había cosechado tres victorias, dos segundos y un cuarto puesto. Es decir: todo os lo jugabais en la carrera del MC Baix Berguedà. ¿Fue esta última la cita más difícil de afrontar?

– Por supuesto, ya que era la definitiva; en la que, como dices, me jugaba el primer puesto del campeonato. Aún así considero muy clave el resultado de Valdemanco. Sabíamos que salir de Madrid con posibilidades era importantísimo para llegar con opciones a la última cita, donde los nervios pueden estar presentes y ser decisivos. Lo cierto es que tuvimos un fin de semana muy bueno; peleando con Martí Escofet por la primera plaza. Aunque como se estaba dando la carrera el segundo puesto nos fue suficiente para ser campeones. (Sonríe).

– Dos triunfos, cuatro segundos y un tercero para conquistar el título en Cadete 125. ¿Contento con dichas plazas y con tu pilotaje?

– Sí. Estoy muy contento con las posiciones y el pilotaje en todas las carreras. Pero está claro que siempre se puede mejorar. Al final, siempre buscamos sacar lo mejor de nosotros. Entrenamos y competimos con la intención de obtener los mejores resultados en cada una de las competiciones. Bien es cierto que los resultados del año son muy positivos, por lo que estamos muy contentos por cómo ha ido el campeonato nacional. Además rematamos el trabajo de la temporada en el Campeonato de la Comunidad Valenciana, donde logré vencer en TR2-Rojo, al conseguir ganar en la última carrera en La Nucía en diciembre.

– ¿Este segundo título nacional sabe diferente al primero que lograste en Juvenil A la temporada pasada?

– ¡¡Y tanto!! Puesto que estaba en una categoría nueva y con rivales mayores que yo. Todos los títulos son importantes, ya que todos son difíciles conforme vamos ascendiendo de categoría: por la calidad de los pilotos, el nivel de las zonas… todo va en incremento; lo que le da a cada título un valor extra. Este hecho, sumado a la igualdad hasta el final, hace de este título en Cadete 125 un logro muy importante, y que sin duda recordaré siempre. (Sonríe).

– Por cierto, el título en Juvenil A lo conquistaste ganado todas las carreras convocadas. ¿Cuál crees que fue tu secreto para alzarte con el triunfo en las cuatro citas?

– Pues yo creo que como todo: con mucho esfuerzo y entrenamientos. Al final, creo que tanto yo como el resto de compañeros dedicamos bastante tiempo a este deporte. Hay veces que son detalles mínimos los que inclinan la balanza hacia tu lado. Y aunque si bien es cierto que ganamos todas las carreras, fueron con sacrificio y lucha. A esto le sumamos la regularidad que intentamos obtener siempre.

– Hay quien dice que está en las muchas horas de entrenamiento que te hechabas en la “Zona de Trial” de la Ciutat Esportiva Camilo Cano de La Nucía. ¿Es así?

– (Risas). Es posible. (Sonríe). Reconozco que donde más entreno es allí, por cercanía y comodidad. Pero a veces también entreno en Villajoyosa y en Orihuela, en la pista “Los Coyotes”. Tenemos grandes amigos en la zona que siempre nos invitan a entrenar por allí, cosa que nos viene muy bien para ir alternando terrenos.

– ¿Y ahora sigues entrenando tanto o más que antes?

– Entreno igual que antes. Siempre intento que sea algo más de tiempo. Pero debo compaginar los estudios con el entrenamiento y el tiempo libre de mi padre y mi mochilero. (Sonríe).

– La Nucía ha albergado citas del certamen autonómico, del CET e incluso un Mundial. ¿Para cuándo un Trial de las Naciones a lado de tu casa?

– Pues me gustaría vivirlo en primera persona y si es posible… ¡poder competir! Considero que es una de las mejores pruebas del mundo. Y que La Nucía albergara este tipo de competición sería espectacular para los aficionados.

– También ha acogido La Primavera del Trial de la RFME, el stage de tecnificación en el que los mejores pilotos jóvenes del campeonato entrenais con nombres como Toni Bou y los chicos del Equipo Nacional. ¿Qué te parecen dichos cursillos?

– Pues he estado seleccionado dos veces para ir a estos cursos de trial de la RFME. Pero por culpa de la COVID-19 no se han podido celebrar hasta ahora. Así que, por mi parte, me parece genial todo lo que hagan relacionado con este deporte, y más si es cerca de casa. (Sonríe).

– ¿Qué ha cambiado en Marcos Combarro como piloto en este escaso año entre uno y otro título?

– Mi forma de asumir las cosas, de aprender y escuchar a los que me pueden y quieren enseñar. Al final, la capacidad innata de cada uno no es suficiente, por lo que hay que nutrirse de lo que nos aporta la gente de nuestro alrededor; tanto con sus opiniones como de su experiencia. Me gusta mucho escuchar todo lo que sea trial y que me lleve a aprender.

– Un inciso. En 2020, en tu estreno en el CET, acabaste tercero en la general y te estrenaste como ganador en Ripoll. ¿Qué recuerdas de dicho fin de semana en tierras gerundenses?

– Disfruté mucho y fue una motivación más haber quedado en el podio para seguir luchando por esos primeros puestos. Cómo podréis imaginar, la primera victoria es súper emocionante y creo que empuja a continuar en la pelea. ¡Es la ruptura del hielo! (Risas).

– No solo ganas a nivel nacional, también ganas en la Comunidad Valenciana. Tanto en el Trial de Nanos como en el Trial Motodes. Sin ir más lejos, en 2019 te coronaste en Júnior y Cadete. En 2020 te coronaste en Júnior y TR2-Rojo. Y el año pasado y este en TR2-Rojo y Cadete. ¿Qué categorías sumarás en 2023?

– (Risas). Sí. Disfruto mucho de la rivalidad sana que tengo con Ángel Llopis y que nos hace mejores día a día. Como comentaba antes he logrado cerrar el campeonato con victoria en TR2-Rojo. Y el año que viene confío en competir en TR1-Negro.

– Ángel Llopis también participa en la Copa Catalana de Trial de Nens. ¿Por qué a ti no te vemos en la misma?

– A alguna prueba sí que nos hemos presentado. Pero la distancia lo complica todo un poco y a veces también coinciden con alguna que otra prueba del certamen de la Comunidad Valenciana. De momento, estamos centrados sólo en el CET y el territorial valenciano.

– Imaginamos que en 2022 darás el salto a Cadete y a una 250cc. ¿Será así?

– Pues mira. Para el 2023 quizás suba a Júnior y, por supuesto, se barajan las posibilidades del cambio de cilindrada; en principio estaba entrenando con la 250cc, pero en poco tiempo he pasado ya a la 300cc. Junto con la gente que me acompaña, estamos pensando en esta opción. La idea es seguir sumando experiencia e incrementar nuestro nivel. Pero bueno, todavía tenemos tiempo para decidir.

– ¿Te veremos en el Mundial de Trial3 el año que viene?

– Me gustaría un montón poder estar ahí. Estaría dispuesto a hacerlo. Pero no todo depende de mí. Es verdad que cuento con la ayuda de mucha gente y de amigos. Y les estamos muy agradecidos a todos ellos. Pero el Mundial son palabras mayores. Si se pudiera dar, sería un placer poder estar presente. (Sonríe).

– ¿Y en el Campeonato de Europa?

– Como bien he dicho antes, me encantaría poder competir a nivel internacional. Pero no solo es apuntarse a un campeonato e ir. También hay que barajar todo lo que ello supone. Vamos, los gastos y demás que lleva todo esto.

– En el Mundial y en la mayoría de triales de larga duración rige el nonstop. ¿Ya lo entrenas?

– Pues por el momento no lo entreno. En las competiciones en las que participo se puede parar, por lo que mis entrenamientos se rigen bajo ese reglamento.

– Qué prefieres: ¿Menos tiempo en zona y poder parar (CET) o más tiempo y correr bajo reglamento nonstop (Mundial)?

– Para mi gusto, prefiero estar menos tiempo en la zona y poder parar. Aunque cada modalidad tiene su dificultad y gracia. Al final, para gustos colores. (Risas).

– Por cierto, ¿te gusta el nivel de las zonas en el Campeonato de España? ¿Lo encuentras adecuado para vuestra edad?

– Sí. Como en todos los triales, siempre habrá una zona que otra que se resista. Pero en general creo que hay buen nivel de marcaje. Además, voy en compañía de mi mochilero y mecánico, Juan Barquino, que me aconseja y me guía en todo el trial.

– Este año hemos tenido distintos formatos de carrera en el CET. Fines de semana con competición el sábado y el domingo con todas las categorías en liza. Otros con competición el sábado y el domingo, pero siendo cada una de las jornadas para un determinado grupo de categorías. Y otro con acción únicamente el domingo y solo con las principales clases del campeonato. ¿Que modelo prefieres como piloto participante?

– Me gusta el formato de que la competición del sábado corran algunas categorías y domingo corra el resto, porque me da la posibilidad de hacer mi categoría, probar otra diferente al día siguiente o simplemente de ver al resto de participantes.

– ¿Todavía compaginas bici y moto o ya solo usas la segunda?

– Sí. Todavía entreno con la bici. Compagino biketrial, mountain bike y moto. Me sirve como entrenamiento técnico y físico, lo que hace que me sienta mucho mejor encima de mi Gas Gas. (Risas).

– ¿Aún visitas la escuela de Biketrial de Villajoyosa?

– ¡Por supuesto! A veces voy a entrenar allí con la bici de trial y con nuestro amigo Antonio López.

– A todo esto, ¿quién ha sido, o es, tu rival más acérrimo?

– Este año mi mayor rival ha sido, sin lugar a dudas, Aniol Llamas. Aunque Martí Escofet y Ángel Llopis también han sido grandes rivales. Que haya buen nivel e igualdad creo que nos hace mejores a cada uno de los participantes, por lo que estoy contento por esta competencia. (Sonríe).

– ¿Por qué Marcos Combarro practica trial y no juega al tenis o futbol? ¿Quién es el ‘culpable’?

– El principal culpable es mi padre. Y gracias a su pasión por el motor le pareció una buena idea que yo también tuviera esa pasión por el trial.

– ¿Recuerdas quién y cuándo te subiste por primera vez a una moto? ¿Y tu primera moto de trial?

– La primera vez que me subí a una moto fue en mi pueblo, en la feria del comercio. Había una carpa con motos y nada más verla quería subirme a ella. Fuimos a la tarde siguiente para que la probara y nada más subirme se dieron cuenta que estaba hecha para mi. Y decidieron comprármela. (Risas).

– ¿Cuál es tu primer recuerdo de ti compitiendo en trial?

– Los recuerdos que yo tengo con el trial son varios. Pero uno de los primeros lo tengo de cuando era pequeño y mi padre, en los obstáculos más difíciles, me cogía del guardabarros para que no me cayese. (Sonríe).

– ¿Tenías algún piloto favorito? ¿Sigue siendo el mismo?

– Mi piloto favorito siempre ha sido Toni Bou. Me encantaba ver sus vídeos y era un gran referente. Pero últimamente me gusta mucho Jaime Busto, por su forma de pilotar y manera de afrontar las zonas.

– ¿Practicas más deportes además de trial?

– También me gusta jugar al fútbol con mis amigos. Pero a nivel competición, dedico todo mi tiempo al trial.

– ¿Qué retos deportivos te marcas para 2023?

– Pues mi reto para 2023 en el CET es llegar a hacer algún podio, ya que subo de categoría, a una de mayor nivel, y mis rivales serán mucho más mayores. Creo que lograr buenos resultados será mucho más complicado. Pero a buen seguro que pondremos todo de nuestra parte para que pueda suceder. (Sonríe).

– Dados tus espectaculares resultados tanto a nivel autonómico como nacional … ¿alguna marca se ha interesado por ti?

– Pues de momento, no. Aunque no niego que sería una ilusión muy grande para mi que lo hicieran. Sé que todo llega. Y que para eso hay que seguir trabajando y entrenando para seguir creciendo. Espero que algún día llegue ese interés. Será buena señal y significará que estamos en el buen camino.

– Te seguiremos encontrando donde siempre o habrá que ir a buscarte al camión de Beta Trueba, Sherco… ¿o quizás a la carpa de TRRS, Vértigo o GasGas?

– En principio voy a estar donde siempre, con mi padre y mi mochilero Juan. Aunque, como he dicho antes, me haría ilusión que alguna de las marcas anteriores se interesara por mi. No pertenecemos a ningún equipo. Pero si contamos con el apoyo de Motosport Carreres, concesionario GasGas en Alicante, que nos cuida muy bien. (Sonríe).

Más entrevistas de Todotrial, aquí

es Spanish
X
X