sábado, agosto 8, 2020

XIX Trial de Pobladura de las Regueras, Crónica

 

Siempre es un placer pasar un fin de semana de carreras en la localidad leonesa de Pobladura de las Regueras, por el significado que tiene para los trialeros este enclave berciano. Nos acercamos el sábado por la tarde para tener tiempo de disfrutar de la penúltima prueba de nuestro campeonato.

Salir de la Autovía y circular por la carretera que va paralela al río Tremor, llegar al pueblo y ver la señal de “Área Permanente de Trial” nos genera una sensación de bienestar, de pálpito en el pecho, de satisfacción y seguridad de que nos lo vamos a pasar bien. El paisaje, sus gentes, las instalaciones para la práctica de nuestro deporte, el ambientazo que generan los pilotos en el padock. En esta ocasión era mayor al ser una prueba puntuable también para el campeonato de trial del Principado de Asturias y encontrarse ya allí medio reino astur con sus caravanas, sus carpas… Donde no falta rica comida y bebida y sus “guajes” dando vueltas con sus monturas por la zona como si la gasolina/baterías fueran gratis.

Tras saludar a varios pilotos asturianos contacto con Alfonso Presa “Titos” para ir a ver las zonas. Para el que no lo sepa todavía, Alfonso es el líder del MC Pobladura R, quien junto a sus paisanos de la localidad, es capaz desde preparar las fiestas del pueblo, pasando por un Regional de Castilla y León a marcarse un mundial de trial como la copa de un pino. Su pasión por el trial y su buen hacer han conseguido que lo que fuera un sueño casi impensable se convierta en una realidad. Pocos sitios están tan bien preparados para el deporte del trial como Pobladura con su Área de Trial Permanente.

Jose-Angel-LopezTitos se me presenta con un quad y manifiesta su intención de llevarme con ese trasto a ver las zonas. Dicho y hecho. Maldito trasto por donde es capaz de subir y bajar como si fuera una moto de trial pero con cuatro ruedas. Vemos las zonas al atardecer y comprobamos que están en perfecto estado después de unos días de intensa lluvia como ya es normal en esta zona y en esta época del año. A destacar, la currada que se han pegado al marcar una de las pistas utilizadas como interzona y que tiene que hacerse en doble sentido, con cinta y estacas que separan ambas direcciones y con señales de “dirección obligatoria” y ” dirección prohibida” para evitar que nadie se equivoque. Todo un detalle de organización.
Acabamos la tarde/noche preparando unos cambios de última hora respecto a las categorías de nuestros amigos Asturianos, que dieron trabajo al cronometrador Juan Luis Pérez y su programa Trialset, pero que se resolvió satisfactoriamente presentando en pantalla el domingo las ocho categorías, algunas de ellas con características especiales.