viernes, abril 12, 2024

Guantes fuera. El riesgo de dormirse en los laureles

 

Tras la introducción de la columna de opinión de Bernie Schreiber «Guantes Fuera» llega el momento de comenzar a hablar con el Campeón del Mundo de Trial de 1979 sobre sus puntos de vista acerca del deporte, los pilotos, los clubes, los organizadores, los fabricantes, los minoristas y… ¡el riesgo de dormirse en los laureles!


Bernie Schreiber celebra 40 años de su victoria en el SSDT de 1982, siendo el único americano y no europeo que lo ha ganado

Podéis ver la introducción a la columna «Guantes Fuera» aquí, y aprovechamos para recordaros que se trata de una colaboración con Trials Gurú, con la autorización de Bernie Schreiber para hacer la traducción a español.

Bernie Schreiber celebra los 40 años de su victoria en el SSDT en 1982, sigue siendo el único ganador americano y no europeo en la historia de la prueba.

La expresión «dormirse en los laureles» se remonta a las antiguas tradiciones griegas y romanas, en las que los olímpicos o generales victoriosos llevaban coronas de laurel como símbolo de victoria, éxito y estatus.

En esta segunda entrevista de «Gloves Off» (Guantes Fuera), Bernie nos habla sobre cómo los éxitos y los retos del pasado son algo que hay que celebrar y de lo que hay que aprender. Sin embargo, pueden impedir el progreso si no se desarrollan de forma constante y cuidadosa. La única manera de progresar y crecer es analizando: ver lo que salió mal, hacer correcciones y mejorar la situación.

«No hay un paso de gigante que lo haga todo. Son muchos pasitos, pero si descansas… ¡te oxidas!»

Bernie Schreiber en el SSDT de 1982. Foto: Erik Kitchen

– ¿Qué hay que superar para no regodearse en los recuerdos de antiguas glorias?

– ¡Lo bueno es a menudo enemigo de lo grande! La gente cae fácilmente en la trampa de pensar: ‘somos bastante buenos en lo que hacemos’, o ‘esta empresa es buena’ o ‘este evento es bueno’. Lo bueno es enemigo de lo excelente porque, en algún lugar, un competidor tiene fuego en el estómago y no se contenta con ser bueno, sino que quiere lo excelente, la excelencia y la primera posición. Empujan más, innovan más, crean más, ejecutan con eficacia y tienen planes claros en el horizonte. Están dispuestos a dejarlo todo para alcanzar la meta. Invierten eficazmente en Investigación y Desarrollo o en habilidades de las personas, o simplemente ponen el listón mucho más alto que lo que hay establecido. Saben a dónde lleva eso… y sentirse cómodos porque han tenido éxito a cualquier nivel en el pasado es algo que debe evitarse para el crecer y el cumplir los potenciales objetivos.

– ¿Crees que esta mentalidad de «pensar en grande» es importante para el éxito?

Bernie Schreiber en el Pipeline durante el SSDT de 1980 con Bultaco. Foto: Jim Young

– Absolutamente, es el principal obstáculo para los deportistas, los clubes, los organizadores y los vendedores. La mayoría llega en un estado de autocomplacencia, satisfechos con lo que han conseguido en el pasado, y eso puede ser el último fin de semana, mes o año. Reducen los «grandes» esfuerzos porque ya están satisfechos con lo que han hecho.

Una vez que se esfuerzan poco o nada por seguir avanzando o mejorando, llega el inesperado momento del golpe de efecto.

Ya has estado ahí y has hecho eso y eso es suficiente… pensar así crea una falta de crecimiento, una tendencia a no hacer nada o a permanecer sin cambios. La forma de cambiar y progresar es la forma de triunfar.

– Como antiguo campeón del mundo, ¿has tenido momentos de reflexión y de adaptación al cambio?

– Todos los días se reflexiona sobre cómo evitar los errores, crecer y aprender de la experiencia de los demás, pero este proceso de cambio puede golpearte contra el suelo si lo dejas. En el deporte no se nos juzga por el número de veces que fallamos, sino por el número de éxitos y logros. Yo siempre vigilo la proporción de resultados. Incluso el mejor rendimiento puede mejorarse.

La confianza en uno mismo es lo que separa a los atletas campeones del resto de competidores. Conformarse con no cambiar es el principio del fin.

– ¿Cómo ha cambiado el deporte para los deportistas de alto nivel?

– Eso dependería del deporte y del nivel que el deportista esté realizando. La industria del deporte se ha visto muy afectada en los últimos dos años y esto ha cambiado la percepción del riesgo para las empresas a largo plazo para invertir en deportistas y eventos de alto nivel.

Todos sienten el impacto en el mundo del deporte internacional. Las agencias y los promotores se enfrentan a tiempos especialmente difíciles. Este nuevo entorno digital y de Covid ha acercado a los fabricantes y a las marcas a las realidades del mercado, las ventas y los presupuestos.

Las herramientas que funcionaban antes no ofrecen hoy los mismos rendimientos. Por lo tanto, los deportistas también se han visto afectados y muchos se han visto obligados a reducir sus presupuestos, cambiar o poner fin a sus carreras. Los deportistas de alto nivel deben trabajar más duro para crear y mantener asociaciones, encontrar presupuestos y construir su propia marca en las plataformas de social media.

Foto: Giulio Mauri, Archivo Valentí Fontseré

El panorama de las redes sociales ha cambiado, y el proceso de conocimiento de la imagen de marca de los deportistas requiere tiempo para construirse correctamente.

Los deportistas de hoy en día deben rendir mucho más «fuera del campo» que el tiempo que pasan compitiendo. Ninguna empresa quiere asociar sus productos con nadie, por lo que las marcas que no saben realmente quién eres o cómo utilizar tu marca para promocionar sus productos es poco probable que inviertan en un patrocinio.

Hay socios potenciales que pueden tener interés, pero esto depende del enfoque y los activos que puedan ofrecer ambas partes. Ganar no lo es todo en el nuevo mundo del entretenimiento de las redes sociales de comunicación.

– ¿Cuál es tu consejo «guantes fuera» para los clubes de trial y los organizadores de triales?

– Organizar triales no es fácil y crearlos es aún más difícil. Los clubes y los organizadores de eventos son como los pilotos. Todos tienen diferentes habilidades y objetivos personales. Algunos corren por diversión, otros desean ser grandes o simplemente dormirse en los laureles.

Ser bueno en lo que uno hace no significa el éxito de un club o de un organizador. El enfoque de un club u organizador «JOB» Just Over Broke («trabajar lo justo») no es muy prometedor a lo largo del tiempo y finalmente se reduce en tamaño y calidad.

El club social está bien, pero los eventos deben ofrecer experiencias interesantes con atractivos exclusivos o únicos. La forma de atraer a los consumidores, pilotos y socios debe ser con ofertas únicas que otros no puedan ofrecer. Sus eventos de trial son importantes, pero la forma de construir el club, los eventos y los socios es lo más importante. Los clubes y los eventos son productos, y todos los productos necesitan innovación, comunicación y marketing para crear y presentar valores añadidos. Mi consejo es un plan estratégico claro, ya sea local, nacional o internacional, y centrarse en la calidad por encima de la cantidad. Menos es más.

– ¿Así que tu consejo es el crecimiento y la promoción de la calidad?

– Para mantener la credibilidad, hay que promocionar y operar con calidad para que los participantes vuelvan y los socios se afilien.

Construir el éxito continuo de un club, negocio, marca, evento o producto implica un ciclo de actividades para operar con éxito. Entender las cosas clave que pueden crear el éxito, afinar y aprovechar la experiencia de cómo han funcionado las cosas para mejorar lo que se hace a continuación o simplemente ser consciente de cómo se hacen las cosas mientras se hacen y por qué. Controlar los resultados de lo que se hace, planificar y actuar de acuerdo con ello es la diferencia entre lo bueno y lo grande.

– ¿Deben todos los eventos mantener un nivel de profesionalidad en su funcionamiento?

– La respuesta es sí. Por supuesto, hay diferentes niveles de eventos, competencias, clases y presupuestos, pero el profesionalismo y la singularidad son siempre una necesidad en mi opinión. Los clubes organizadores de trial pueden centrarse profesionalmente en la amabilidad, los temas de marca y la diversión, como el trial anual Highland Classic en Alvie Estate, y otros pueden desear organizar un Campeonato Mundial.

Ambas cosas crean solidaridad en la comunidad y conciencian sobre el deporte cuando se gestionan de forma profesional. Para otros, puede ser una oportunidad de negocio o un fin de semana familiar, pero nunca debe olvidarse la búsqueda de la excelencia y la profesionalidad. Si se organizan eventos, deben ser experiencias memorables, proporcionar valor y beneficios para todos, no hay límites para la innovación.

Este año, en junio, me han invitado a Montana como invitado especial para el evento anual Whiskey Gulch Two-Day Trial para celebrar mi 40º aniversario de victorias en el SSDT. Los organizadores han sido extremadamente innovadores a la hora de enfocar su evento de 2022 y ¡se han quitado los guantes!

«Es lo que haces antes de que empiece la temporada lo que te convierte en campeón. Así que nunca te duermas en los laureles: incluso el mejor rendimiento puede mejorarse».

En el próximo «Guantes Fuera» Bernie nos hablará de los Héroes que pudo conocer y por qué los admiraba tanto: Malcolm Smith, Gene Cernan, Greg Norman y Valentino Rossi.

Artículo con copyright mundial: Bernard Schreiber / Trials Guru 2022 con traducción a español de Todotrial.com. Fotos con Derechos de autor de los fotógrafos individuales. Artículo en inglés en Trials Gurú.

X