lunes, diciembre 5, 2022

II 2 Días Trial Port del Comte, subiendo el nivel

 

La segunda edición del 2 Días Trial Port del Comte se disputó los pasados 27 y 28 de agosto 2022, incrementando la participación respecto del año pasado, y también la dificultad en las zonas, pasando a ser un trial bastante más exigente.

Texto: Horacio San Martín. Fotos: Lluís Martí.


El año pasado llegaba un nuevo trial en un entorno mítico para el trial, ya que en las inmediaciones del Port del Comte, concretamente en Sant Llorenç de Morunys, se disputó durante años la prueba valedera para el Mundial de Trial, contando en aquel entonces con redorridos que superaban los 45 kms y que llegaban a las cimas de los lugares que hoy podemos volver a disfrutar gracias al 2 Días de Trial del Port del Comte.

Este trial llega de la mano de Nin Prat junto con el Moto Club Olot, grandes expertos en la organización de pruebas de trial y en el marcaje de zonas, lo cual ya se notó positivamente el año pasado en su estreno. Dado el éxito de la pasada edición, no es de extrañar que el número de participantes se incrementase en esta edición, llegando a contar con nada menos que 175 trialeros, 120 pilotos y 55 seguidores, que disfrutaron del bonito entorno en lo alto de la pequeña estación de esquí del Port del Comte así como de sus instalaciones.

Entre los asistentes hubo aficionados llegados desde Madrid, País Vasco, Mallorca, Menorca, Ibiza y toda Cataluña en general, además de marcas como Vertigo y tiendas como Non Stop Bikes, Planet Trial y Kontrakos, dando asistencia a sus clientes.

Para esta edición se decidió ampliar el recorrido respecto al del año pasado, llegando a un total de 33 kms y 20 zonas a una sola vuelta cada día. La variedad de las zonas fue amplia, ya que se contaba con algunas marcadas en las zonas bajas, con rocas grandes, raíces y laderas de tierra, y con zonas marcasas en las partes más altas de la montaña, llegando a una cota de 2.450 metros. En estas últimas la piedra suelta y los giros eran lo característico.

Las zonas fueron ideales para cada nivel, largas y técnicas pero evitando el peligro, como corresponde a un buen trial de larga duración, y de nuevo fueron tres los niveles disponibles, Amarillo, Azul y Rojo. Sin embargo a diferencia del año pasado la dificultad en los tres niveles fue bastante mayor, resultando un trial mucho más exigente, lo que hizo que las clasificaciones fuesen bastante más abultadas de lo visto en la primera edición.

Esto hizo que algunos echasen de menos la existencia de un nivel Verde en las zonas, por lo que la organización ha decidido que lo incorporará en la próxima edición a petición de los pilotos.

En ambas jornadas la salida se daba a las 8:00 de la mañana, contando con 5 horas y media de tiempo máximo para la jornada del sábado y de 5 horas para la del domingo. Ambos días el tiempo acompañó, con nubes y sol, pero sin la aparición de la lluvia y temperaturas agradables para disfrutar del trial.

Al finalizar el sábado, en la terraza del Hotel Port 1730 se pudo disfrutar de un concierto de música en directo, en un magnífico ambiente «apres-trial», esperando el momento de la cena, incluída en la inscripción, en el salón del Hotel.

Al terminar el trial el domingo, se ofreció una arrozada para todos, mientras se esperaba a la entrega de trofeos para los tres primeros clasificados de las numerosas categorías convocadas.

Claudi Obradó, vencedor en Azul

Clasificaciones con puntuaciones más altas que el año pasado

El nivel amarillo contó con 41 pilotos, entre los cuales Oscar Tasías se destacó claramente al finalizar las dos jornadas con apenas 7 puntos, menos de la mitad que el segundo clasificado, Santi Prat (15) el cual se impuso tras una lucha ajustada entre los cinco pilotos que terminaban en un margen de apenas 5 puntos, siendo tercero Lluis Clarens con 16. Claudia Serrada se llevó el trofeo a la mejor fémina clasificada e Ignaci de Sagarra fue el ganador de la categoría clásicas sobre su Fantic. Todos los participantes tuvieron que esforzarse bastante más que el año pasado.

Carles Esteve, primero en Rojos

El nivel azul, como ya hemos dicho, también fue más exigente que en la primera edición, siendo en este caso aún más notable la diferencia, lo que se reflejó en las penalizaciones. El veterano Claudi Obradó era el vencedor con 19 puntos, seguido de los jóvenes Martí Escofet con 21 y Ramón Godino con 35 tras resolver a su favor el empate con Angel Llopis. Esta categoría contó con 62 participantes.

En el nivel rojo hubo 10 pìlotos, siendo también las zonas bastante más duras que el pasado año. Carles Esteve se llevó la victoria tras una ajustada lucha con David Olmedo, finalizando con 33 y 35 puntos respectivamente. Pere Casas completaba el podio con 45.

En resumen, dos grandes jornadas de trial, familia, naturaleza y buen ambiente trialero, que podremos volver a disfrutar en la tercera edición, con la incorporación del nivel verde.

David Olmedo, segundo en Rojos

Claudia Serrada, vencedora en Féminas

Fin de fiesta

Entrega de premios

Clasificación II 2 Días Trial Port del Comte

Galería de fotos II 2 Días Trial Port del Comte:

II 2 Días Trial Port del Comte. 2022

Más triales de larga duración, aquí

es Spanish
X
X