sábado, mayo 8, 2021

Entrevista a Miquel Gelabert, piloto GasGas Factory Racing Trial Team 2021

 

Miquel Gelabert, de 22 años, es la gran incorporación de GasGas para 2021. Con su llegada al equipo de fábrica, la marca gerundense aspira a lo máximo en el Mundial de TrialGP, así como en el Campeonato de España en TR1, donde venció la primera cita en el polémico trial de Arteixo, ahora nos habla sobre ello y muchas otras cosas.


“¿Por qué no ser Campeón de España absoluto?”

entrevista a Miquel GelabertHasta Ca l’ Iborra, un espacio gastronómico único rodeado de árboles y flores a las afueras de la localidad barcelonesa de Mataró, nos hemos desplazado para mantener una amena charla de mesa y mantel con el octavo clasificado en el pasado Mundial de TrialGP y mejor piloto 100% privado en dicho nivel: Miquel Gelabert, justo antes de que se iniciase el Campeonato de España de Trial 2021.

El as del trial español competirá junto a Jorge Casales en el GasGas Factory Racing Trial 2021 a las órdenes del BiCampeón del Mundo de la especialidad Albert Cabestany, ex compañero en su día del propio Gelabert y nuevo Team Mánager de la escuadra roja. El gerundense, que con su fichaje por el equipo oficial “hace realidad un sueño”, buscará la gloria al manillar de la nueva TXT GP 300.

Miquel Gelabert, piloto oficial GasGas 2021– ¿Qué valoración haces de tu incorporación al equipo oficial de GasGas para este 2021?

– Estoy súper contento de haber entrado en el equipo. Desde pequeño siempre tuve esa ilusión, ese sueño, y este 2021 por fin se ha hecho realidad. Estoy muy motivado por todo lo que me espera y la moto se adapta mucho a mi forma y estilo de pilotaje. Me ayuda mucho y creo que este año podemos hacer grandes cosas. Me siento bastante en forma y pienso que este 2021 podemos sorprender. (Sonríe).

– Jorge Casales y tú formaréis una de las duplas más talentosas y potentes del paddock. ¿Tenéis los dos el mismo estatus o uno está por encima del otro en rango?

– Jorge ya estaba dentro del equipo oficial GasGas, por lo que en cierto modo sí que se puede decir o pensar que lo es. Pero lo cierto es que a los dos nos tratan del mismo modo. Intentan que ambos tengamos lo mejor en cuanto a material, que no nos falte de nada y si surge algún problema con la moto siempre están ahí para solucionarlo rápidamente. Además, cada uno tiene su propio mecánico.

– ¿Alguna otra marca se interesó por hacerse con tus servicios este 2021?

– La verdad es que sí. Pero ya cuando a mitad de año empecé a ir con la GasGas tenía muy claro que mi objetivo iba a ser conseguir buenos resultados para ganarme una plaza en el equipo de fábrica para este 2021. Y por suerte así ha sucedido. (Sonríe).

– Como muy bien has dicho, durante la segunda mitad de 2020 ya te vimos al manillar de una de las motos de la fábrica de Salt, pero como piloto privado. ¿Por qué te decantaste por la TXT GP 300 en lugar de por otro modelo y por otra marca para tu aventura en solitario?

– La GasGas es una moto que ya en su momento había probado y me había gustado mucho cómo se comporta. Pero la verdad es que hasta ese momento nunca había tenido la oportunidad de entrenar muchos días con ella. Por eso decidí comprarme una y comenzar a entrenar. Rápidamente comprobé que no me había equivocado al lanzarme a la piscina, ya que las sensaciones desde el primer momento encima de ella fueron buenísimas.

– ¿Qué te parece la nueva TXT GP 300?

– ¡¡Es brutal!! ¡¡Chulísima!! Han conseguido unas línea muy bonitas y estoy seguro de que se van a vender muchas unidades de ella.

– ¿Qué la diferencia de la versión que llevaste el año pasado?

– Respecto a la que llevé en 2020, la moto no varia demasiado, ya que los pilotos de competición siempre equipamos los últimos avances. Unas mejoras que los modelos montan la temporada siguiente. Por eso te diré que más o menos son iguales a día de hoy.

– A muchos nos sorprendió tu inesperado adiós, así como el de tu hermano, del ambicioso proyecto deportivo de Vértigo. ¿Por qué decidisteis buscar nuevos pastos a escaso mes y medio del arranque del TrialGP?

– Fue una decisión difícil, porque pasaba de estar en un proyecto perfectamente definido y estructurado a no tener nada. Pero en aquel momento me decidí por lo que sentía y creía que era lo que tenía que hacer. Tanto mi hermano Aniol como yo decidimos lo que pensamos que iba a ser mejor para ambos. Yo me decanté por GasGas, porque era una moto que siempre me había gustado y él por la TRRS, porque así lo sentía y creía que era la moto que necesitaba en ese momento.

– La ausencia de Vértigo y sus pilotos oficiales del Campeonato de España de Trial 2020 en Pobladura de las Regueras “por precaución ante los rebrotes de la Covid-19”, según la marca verde… ¿precipitó vuestra decisión?

– Fue quizás una decisión un poco extraña vista en perspectiva, pero la tomamos de mutuo acuerdo los pilotos y la fábrica. Por eso te diría que no creo que ello precipitara nuestro adiós.

– A todo esto: ¿Qué valoración haces de tu estancia en Vértigo?

– Pues ha sido una etapa bonita, con mi hermano y Jaime (Busto) como compañeros. Nos llevábamos muy muy bien, pero hubo algún que otro ‘problemilla’ externo que nos impidió estar al 100% con el equipo. De todos modos, la valoro de forma muy positiva, porque gracias a ella he aprendido bastante a gestionar los problemas, y creo que he crecido como persona.

– En un futuro, ¿estarías abierto a regresar a la misma? ¿O te gustaría más volver a Sherco?

– El mundo del trial es muy pequeño y no te puedes cerrar ninguna puerta. Nunca puedes decir de este agua no beberé. Siempre existe esa posibilidad. ¿Por qué no?

– En GasGas te has reencontrado con un antiguo compañero tuyo y que ya en su día manifestó que le agradaba la idea de convertirse en Team Manager. ¿Ya has intercambiado impresiones con Albert Cabestany?

– La verdad es que sí. Su nombramiento como Team Mánager es una muy buena noticia y creo que nos puede ayudar mucho tanto a Jorge como a mí. Sabe lo que se hace con la moto. Tiene mucha idea y conocimientos técnicos de la misma. Y casi cada día estamos hablando. Por eso estoy muy contento de poder contar con él y de que nos pueda aportar toda su experiencia.

– El ‘Cabes’ jefe de equipo es igual o diferente al ‘Cabes’ piloto?

– Al final es la misma persona, aunque ahora tenga otro rol, otro cargo. (Sonríe). Eso sí, su nivel como piloto sigue siendo altísimo, muy bueno, y gracias a ello puede darnos muchísimos y buenísimos consejos.

– ¿En algún momento existió la posibilidad de volver a formar nuevamente equipo con Aniol en GasGas?

– Pues si te soy sincero, no lo sé. Lo desconozco. Ello te lo tendría que responder Aniol. Pero yo creo que no, porque si no estoy seguro que también estaría ahora en GasGas.

– En 2018 conquistaste tu primer podio en TrialGP y en el pasado Mundial hiperconcentrado acabaste en cinco ocasiones entre los cinco mejores. ¿Qué podemos esperar este 2021 de Miquel Gelabert en la clase reina?

– Ciertamente, en todas esas ocasiones estuve muy cerca del podio. Pero, entre tú y yo, es un poco una ‘putada’ porque lo he tenido muy cerca y no lo he conseguido. Este 2021 estoy muy motivado y tengo muchas ganas de hallar esa regularidad que me ha faltado hasta ahora. Intentaré estar entre los cinco mejores en muchas más carreras y por qué no, pisar nuevamente el podio. (Sonríe).

– En el Mundial de TrialGP, ¿Toni Bou seguirá siendo el principal rival a batir?

– Está claro que sigue siendo el número 1 y, por lo tanto, el rival a batir. Pero sigue habiendo otra mucha gente que también tiene opciones de ganar carreras a sumar podios, no solo él. Nuestro trabajo será intentar ¡¡superarlos a todos!! (Sonríe nuevamente).

– ¿Y en el Campeonato de España de Trial lo será Adam Raga o apostamos quizás por tu compañero como principales aspirantes?

– Tanto él uno como el otro son pilotos muy fuertes, pero puestos a apostar… ¿por qué no apostar por mi mismo?

– Y hablando del CET, el inicio de temporada 2021 en Arteixo ha estado lleno de polémica por lo que ha sucedido con el nuevo reglamento, sorprendiéndonos con bonificaciones de tiempo abultadas y sin límite. ¿Lo tenías ya estudiado y de ahí el planteamiento de tu estrategia?

– La verdad que no, yo pensaba como todos que la máxima bonificación de tiempo era de sólo 3 puntos y eso es lo que tenía en cuenta, pensaba que llegando 15 minutos antes me podía restar esos 3 puntos y estaba gestionando el tiempo para eso. Pero al final de la primera vuelta, en la zona 8, Cabes me dijo que no, que las bonificaciones eran ilimitadas y que me debía dar prisa para terminar lo más rápido posible. Al final mira, conseguimos estar delante en la primera vuelta y en la segunda mantuvimos la calma dentro de lo posible e hicimos todo el trial a cero menos las zonas que nos picamos.

– ¿Cuales fueron tus sensaciones durante este trial en Arteixo?

–Bueno, mis sensaciones durante el trial fueron muy buenas, al principio cometí tres pies tontos en las tres primeras zonas pero el resto del trial anduve muy fino y con muy buenas sensaciones con la moto, muy a gusto con ella. Tengo ganas de que la próxima sea con un reglamento normal así podremos medirnos al cien por cien con el resto de pilotos. Creo que podemos estar delante igualmente, habrá que apretar.

– ¿Cual es tu opinión sobre este experimento en el CET?

– Yo considero que el trial es trial, no se debe cambiar su formato. Sí que se pueden probar algunas cosas pero esto no tiene ningún sentido, el trial es un deporte más calmado, de estudiar las zonas y afrontarlas. Esto de hacer una vuelta en 30 minutos lo encuentro fuera de si, tanto para nosotros como para el público y para la organización, que ha hecho un trabajo enorme durante semanas o meses, así que lo encuentro una falta de respeto de la Federación hacia todos y hacia nosotros, ya que avisamos que no tenía sentido pero una vez más no nos escucharon y pensaron que pueden hacer lo que quieran sin escuchar a nadie y hacerlo perfecto.

– ¿Te veremos en el próximo Mundial de X-Trial?

– Pues no lo sé. Estoy algo desconectado al respecto. Desconozco cómo está a día de hoy el calendario, así como la normativa en cuanto a participantes. Pero es la competición que más me gusta y me motiva mucho el poder estar en el mismo. Ojalá así sea nuevamente.

– ¿Qué te parece que el Trial Indoor SoloMoto de Barcelona se celebre en noviembre?

– Dada la situación actual, con la pandemia y las restricciones de movilidad derivadas de la misma, no me parece ni bien ni mal el cambio de fecha. Pero me alegra mucho que se pueda llevar a cabo, aunque sea en noviembre y no en febrero como tradicionalmente se hacía. Hay mucha gente trabajando: RPM, 2Play, FIM… Estoy seguro que a Barcelona, como cualquiera de las otras citas del Mundial X-Trial, les gustaría llevarlas a cabo de otra manera, pero es lo que hay con la COVID-19. Por eso, mientras se haga, no hay ningún problema. (Sonríe).

– Por desgracia ya hace unas temporadas que el Trial Indoor Ciutat de Girona no se disputa. ¿Te imaginas tomar parte en el mismo con tu actual marca y enfrentarte a tu hermano en la final?

– ¡¡Buaaa!! Sería algo muy bonito, la verdad. Pero tiene pinta de que no va a poder ser. Al menos, de momento. Pinta mal, de no volverse a celebrar más. Pero bueno, tampoco hace falta que sea en Girona. Una final en cualquier otra carrera no estaría mal. Sería muy chulo, ¡¡pero muy difícil para mi casa!! (Risas).

– ¿Por cuál de los dos tendríamos que apostar como vencedor?

– (Risas). ¡¡Vaya pregunta!! (Más risas). Aniol está entrenando muy fuerte, pero… ¡¡yo creo que ganaría yo!! (Risas nuevamente).

– Muy pronto hará casi una década que la RFME no convoca el CETI (Campeonato de España de Trial Indoor). ¿Los pilotos habéis pedido a la federación su regreso en algún momento?

– Era una iniciativa muy chula y sí que es verdad que cuando era un poco más joven sí que lo había pedido. Pero al mismo tiempo que lo hacía veía que si la RFME no lo ponía nuevamente en marcha era porque no podía, porque era muy difícil, ya que se necesitan encajar muchas cosas que hoy por hoy no lo hacen: patrocinadores, recintos… Que no se dispute el CETI al final no es decisión de nadie en concreto, sino de la coyuntura. No se puede y ya está.

– Ya has sido Campeón de Europa absoluto (2016) y ya te has coronado con la RFME en el Trial de las Naciones Indoor (2018). ¿Con qué otro título te gustaría seguir ampliando tu palmarés?

– (Medita la respuesta unos segundos). Siendo realistas… el título de TrialGP está algo complicado. Toni (Bou) está todavía en un nivel muy alto. TR1 también está muy difícil, porque el nivel de los rivales es igual de alto prácticamente, pero creo que ese sería más factible. ¿Por qué no ser Campeón de España absoluto? (Sonríe).

– Si te dieran a elegir para este 2021: ¿tu primer triunfo en TrialGP o título mundial de Trial2 para tu hermano?

– Claramente, mi primer triunfo en TrialGP. Aniol tiene sus objetivos y yo los míos, aunque, como es lógico, me haría muy feliz que fuera Campeón del Mundo de Trial2. Pero si tengo que elegir, preferiría ser Campeón del Mundo de TrialGP a que mi hermano lo fuera de Trial2. Pero si tengo que ser realista… hay más opciones que mi hermano se lleve el título en Trial2 a que lo haga yo en TrialGP. (Sonríe).

– ¿Qué modalidad crees que se adapta más a tu estilo de pilotaje: outdoor o indoor? ¿Por qué?

– Antes ya lo he comentado un poco. Me gusta mucho más el Mundial de X-Trial que TrialGP. Porque creo que se me dan bien los ‘trancos’ y porque es una competición en la que tienes que estar concentrado al 100% en unos momentos muy concretos. Sales, haces y se terminó.

– Por cierto, ¿stop o non stop?

– 100% stop. Me gusta más. Es más legal, democrático e igualitario para todo el mundo. No dependes del criterio particular de un juez de zona ni del status o influencia personal que pueda tener o ejercer un piloto sobre los mismos.

– Siempre has pilotado una moto de 2T. ¿nunca te ha llamado la atención subirte a una de 4T?

– No te voy a mentir: claro que me ha llamado la atención subirme y probar una 4T. Pero nunca se ha presentado la ocasión idónea para dar ese paso. Pero tampoco es algo que me quite el sueño. ¿Si una 4T es mejor o peor para mí? No lo sé, nunca lo he probado. Pero como ya te he dicho, de momento no es algo que me inquiete. (Sonríe).

– ¿Te gustaría que GasGas lanzara una o crees que es una vía que está descarta para todas las marcas excepto una?

– GasGas tiene unas motos de 2T que van muy bien y no creo que hoy por hoy lo necesite. Sería complicarse la vida, aunque creo que en su día ya lo intentaron y no les salió como esperaban. De hecho, creo que solo Honda ha salido victoriosa en dicha empresa.

– Supongo que ya has descubierto en la fábrica de GasGas la TXE, la moto eléctrica dominadora de Trial-E. ¿Te la han dejado probar?

– Pues mira que no he tenido esa oportunidad. La he visto, pero siempre están trabajando evolucionándola y no la he probado. Pero si que es una cosa que me llama mucho la atención. Ojalá algún día me dejen subirme a ella y probarla a ver ¡¡qué tal va!! (Sonríe).

– ¿Te gustaría llegado el momento tomar parte en la Copa del Mundo de Trial-E?

– Ahora que me lo preguntas, es una cosa que nunca me había planteado. En principio no entra en mis planes a corto, medio o largo plazo. Pero no lo descarto porque quizás en un futuro todas las motos de trial sean eléctricas. Habrá que verlo y estar atentos a cómo evoluciona todo en los próximos años.

– ¿Crees que llegaremos a ver en acción una KTM de trial más pronto que tarde?

– Ni idea. No lo sé. Aunque yo creo que sería algo muy tentador para la gente y sería bueno para la imagen del mundo del trial. Sería algo muy positivo, sin duda.

– ¿Te gustaría hacer diabluras en un futuro no muy lejano sobre una GasGas Miquel Gelabert Réplica?

– (Risas). Fíjate que siempre me ha hecho ilusión que alguna marca y en algún momento lanzara un modelo con mi nombre. Pero no sé si eso entra en los planes de GasGas. De todos modos, yo creo que lo importante es que la moto se llame como se llame vaya bien, y que se adapte a mi forma y estilo de pilotaje, como ya me sucede a día de hoy. Una réplica con mi nombre hace ilusión, pero no deja de ser una moto que ya funciona y solo varían los adhesivos. La moto sería la misma. Pero sí, una MG Réplica me haría mucha ilusión.

– A todo esto, ¿de dónde te viene la afición por el trial?

– Pues no viene de familia. Mi padre no sabía qué era el trial. (Risas). Fue porque cuando miraba una carrera por la televisión me volvía un poco loco. Y unas Navidades les pedí a mis padres una moto y me trajeron una de… cross, por lo que empecé a practicar trial con una moto de MX. Mis padres, como ya he dicho, no tenían mucha idea de que era esto del trial hasta que un día un chico me dijo que lo que yo hacía era trial y que se practicaba con otro tipo de moto. Además, yo vivía de pequeño en Vilablareix, en Girona, lugar de nacimiento de Dani Oliveras, piloto que por aquel entonces era una de las firmes promesas del trial y ya había ganado algún que otro campeonato internacional. Así que supongo que ‘por su culpa’ también me gustaba el trial. (Risas).

– Algunos de tus paisanos empezaron practicando trial en bicicleta. ¿Tu también?

– Yo también, más o menos. Empecé con una moto de cross, pero con 6 años agarré una bici de trial. De hecho, creo que estuve con ella dos o tres años. Pero era muy pequeño y mi nivel no era demasiado. Iba en bici, pero no aprendí ni importé ninguna técnica propia de ella a mi estilo de pilotaje.

– ¿Recuerdas quién y cuándo te regalaron tu primera moto de trial?

– Fue en 2006: una GasGas TXT 50 Boy. Me la trajeron los Reyes Magos. Me hizo muchísima ilusión y ya desde el primer momento empecé a buscar y ver por internet vídeos y tutoriales sobre la misma, y sobre trial, porque no sabía tampoco lo que era eso del trial.

– ¿Y tu primera carrera?

– Fue una carrera muy difícil para mí porque no sabía, como aquel que dice, arrancar la moto. Fue ese mismo 2006. En Sant Jaume de Llierca, Girona; muy cerca de Olot. Recuerdo compartir zonas ya ese día con Arnau Farré y Marc Riba. No sabía subir una rampa ni nada. Para calentar había una pequeña montaña de tierra y todos subían por ella. Yo, por supuesto, también lo probé, pero me pegué una leñe… (Risas) y aún ¡¡no habíamos empezado!! (Más risas). La carrera la ganó Marc y yo no sé si terminé último o penúltimo. Si aquel día no dejé el trial, yo creo que no lo voy a dejar ya. (Sonríe).

– ¿Quién fue (o es) tu gran referente como piloto?

– Por supuesto que Toni Bou, y no solo por su figura como piloto, sino por cómo es como persona. Por su gran humildad. A pesar de todo lo que ya ha conseguido, sigue siendo el mismo. No ha cambiado nada su personalidad. Es el mejor deportista del mundo. Nadie ha hecho lo que él, aunque el trial no esté tan bien valorado o tenga la misma repercusión mediática que otros deportes. Mi reto es intentar acercarme a lo que ha conseguido, aunque es muy difícil, por no decir casi imposible. Ni estando al 100% ni teniendo 6 vidas. Pero lo vamos a intentar. (Sonríe).

– ¿Qué esperas de este 2021?

– Ojalá que se puedan llevar a cabo todas las carreras con más o menos normalidad. Aunque ya hemos visto que no es así, y me refiero a que ya se han cancelado citas del Mundial de X-Trial y se han postergado otras tantas a otoño. Pero bueno, espero que todo pueda ir lo más normal posible y que incluso pueda haber algo de público. Y en cuanto a título personal, ojalá pueda lograr muchos podios, hallar esa regularidad que a veces me falta y que por fin pueda dar ese pasito que me queda para estar siempre ahí delante con los mejores.

Más entrevistas exclusivas de Todotrial, aquí

es Spanish
X
X