viernes, diciembre 9, 2022

El trial protagonista en la Exposición de motos clásicas de Cáceres

 

Los pasados días 22 y 23 de octubre tuvo lugar la III Exposición de Motos Clásicas de Cáceres, en la que el Trial tuvo un lugar predominante.

Información y fotos: Antonio Domínguez


La tercera edición de la Exposición de Motor Clásicas Historia de la moto en la ciudad de Cáceres tuvo lugar el pasado fin de semana días 22 y 23 de octubre en el Pabellón Deportivo Municipal Moctezuma con entrada gratuíta, gracias a la colaboración del Ayuntamiento, Diputación y Turismo de Cáceres.

Estuvo organizada por el grupo Amigos de la moto clásica de Cáceres, quienes además de las motos también expusieron  equipaciones y cascos de la época, así como gran cantidad de fotografías antiguas de competiciones y de los concesionarios cacereños.

Precisamente en la tarde del sábado se hizo un homenaje a MotoCar y Pelín, los concesionarios de Bultaco, Montesa, OSSA y Puch que ya no existen. Acudieron las familias de los fundadores, a los que se les entregó un trofeo de recuerdo, siendo un acto muy emotivo para todos. En nombre de MotoCar estuvieron los hijos de Carlos Hernández, y representando a Motos Pelín estuvo Diego Pérez, hijo de Rufino Pérez.

La presencia del trial fue muy importante en la exposición, gracias a la interesante colección de Antonio Dominguez, que exponía numerosas Montesa entre otras marcas, todas ellas en un impecable estado original.

Así pudimos ver una gran representación de las Montesa Cota, como la 247 desde su primera versión «tambores grandes» a sus versiones posteriores, la 348, 349 blanca, 200, 242, 330 y las de la era «postclásica» como la 304, 309, 310, 310 segunda serie y 311, esta última considerada como la última verdadera Montesa Cota, ya que los modelos posteriores serían derivados de Honda. Tampoco faltaron las infantiles Cota 25 y 49, junto al ciclomotor Minimontesa o varias bicicletas de trialsín Montesita y Monty. También modelos de excursión como la Cota 74 Trail o la 348 Trail o la unidad de Cota 310 decorada en rojo con la que Antonio Dominguez ha competido este año en la primera edición de la Copa de España de Trial de Clásicas en categoría Post-Clásicas amarillo, logrando una tercera posición, y motivo por el que se expusieron varios trofeos de este temporada, con el fin de motivar la entrada en la competición de clásicas.

Entre las Bultaco de Trial, las Sherpa, estuvieron representadas con la Kit Campeón, una Sherpa 74, tres evoluciones de la Manuel Soler y la 199A «azul». No faltó una Ossa MAR 350 y una Honda TLR 200.

Además de las trialeras también pudimos ver una buena muestra de motos de Todo Terreno y Motocross, como las Bultaco Frontera, Ossa Phantom, Gilera, además de la moto trail Bultaco Alpina, mereciendo una mención especial el stand de Puch donde destacaban las magníficas Frigerio, producidas en Italia, así como las más modestas Puch Avelló fabricadas en Gijón.

En otro lado del pabellón se podía ver una buena representación de motos de carretera, desde los años 50 a los 90, como las nacionales Moto Guzzi Hispania 65, BMW R27, Montesa Impala y Crono 75, las MV Agusta fabricadas en Gijón, o las también Sanglas 400, Ducati Mototrans Scrambler y 350, así como una buena colección de Vespas, Vespinos y Lambrettas, además de otros ciclomotores como la Derbi Variant o Puch Maxi.

Entre las motos de carretera fabricadas fuera de nuestras fronteras pudimos ver la Honda CB, BMW K100 y R90, Morini 3 1/2, las primeras maxitrail, Honda Africa Twin y Yamaha Super Teneré, o las ya más recientes Kawasaki ZZR o Suzuki GSXF de los 90.

El domingo por la tarde finalizó la exposición con un paseo por la ciudad monumental de Cáceres, donde las motos de trial también estuvieron presentes.

 

es Spanish
X
X