miércoles, febrero 1, 2023

Retroclásica Bilbao volvió con éxito tras la pandemia

 

La Feria dedicada al vehículo clásico en Bilbao, la Retroclásica, volvió tras los años ausentes a causa de la pandemia. Miles de visitantes acudieron a la cita en vehículo clásico, llenando todos los aparcamientos disponibles para su exposición.


Fin de la décimo primera edición de Retroclásica Bilbao con éxito absoluto. Durante tres días miles de visitantes abarrotaron las instalaciones del BEC en Barakaldo, con cerca de 35.000 visitas que refrendaron con su presencia el creciente atractivo que los vehículos clásicos genera en esta región.

El aparcamiento de clásicos demostraba una vez más su enorme poder de convocatoria y es que se trata de uno de los grandes atractivos de Retro Clásica Bilbao. En él se reúnen cientos de entusiastas de los vehículos clásicos que sacan sus joyas del garaje para llevarlas al evento, para comentar con otros aficionados los secretos de su restauración o su mantenimiento. En esta ocasión, más de 1.500 vehículos clásicos se dieron cita durante todo el fin de semana, completando el aforo disponible para su exposición durante casi todas las horas de apertura.

Tanto expositores como público parecían estar de acuerdo, han sido tres días de auténtica fiesta donde disfrutar y entretenerse con el mundo del motor vintage. La gran actividad vista en zonas como las destinadas al mercadillo de piezas, recambios y objetos de aire retro, o como la de compra-venta de vehículos entre particulares, sin duda así lo refrendan.

Igualmente, la zona dedicada a los expositores también gozó de una gran asistencia de público, como lo demuestran los buenos resultados económicos alcanzados por la mayoría de los expositores presentes en el Salón.

No faltaron las Motos Clásicas

En la Retroclásica de Bilbao no suele faltar una buena representación de motos clásicas, dada la gran afición que hay por la región, con especial presencia de motos españolas como Bultaco, Montesa, Ossa, Derbi, Sanglas o Roa impecablemente restauradas.

Muchas motos de campo de nuestras marcas, incluyendo trialeras como Ossa Mick Andrews Replica, Ossa Explorer, Ossa TR77, Bultaco Sherpa Manuel Soler o postclásicas como la Montesa Cota 310 en su versión de 50cc muy escasa ya que era fabricada en exclusiva por el importador italiano, y que destacaba junto a una imponente Derbi RC 250 de motocross.

Bultaco tuvo una gran representación de motos, como la citada Sherpa, la Metralla Mk2, Streaker, Frontera, Matador, Pursang, Lobito, pero destacaba especialmente una magnífica unidad de la Bultaco Sherpa N, el modelo que se comenzó a utilizar para la práctica del trial primero en el Reino Unido y después aquí, para ser la base sobre la que posteriormente se desarrollaría la primera moto de trial diseñada y fabricada específicamente para esta especialidad, la famosa Bultaco Sherpa T modelo 10, conocida popularmente como «Sammy Miller».

Tampoco faltaron Montesas como la Cappra VF o Enduro H6, con lo cual los aficionados a la moto de campo disfrutaron de todas las marcas míticas.

Motorshow

Por su parte el esperado regreso del Motorshow, que tradicionalmente se celebra como parte del evento, no defraudó. Las gradas para obtener una visión privilegiada del espectáculo se mantuvieron a rebosar de aficionados durante toda su celebración, demostrando las pasiones que levanta este tipo de pruebas. En esta ocasión el pódium estuvo formado por Íñigo Olabe (BMW Súper 2000), Xabier Rike (Citroen Saxo) y Txus Jaio (BMW M3). En la categoría de Exhibición los vencedores fueron Joseba Iraola (Nova NP01) y Jon Aramburu (Seat León Cupra copa) en Kartkross 1° Ioritz Zalloetxebarria, 2° Juan Carlos Vázquez, 3° Aritz Zarate y en Karting 1° Jorge González, 2° Josutxu González y 3° Nico Fincias.

Se cierra así una gran edición para Retroclásica Bilbao, que lo devuelve a cifras de asistencia pre-pandemia y demuestra una vez más el tirón del sector de los clásicos en los aficionados a este sector de todo el norte de España.

es Spanish
X
X