miércoles, febrero 1, 2023

Entrevista a Ben Dignan, tercero en el Mundial Trial125 en 2020

 

El escocés Ben Dignan es el tercer y más reciente miembro del ‘Bou & Pascu Racing Team’, el proyecto deportivo impulsado por el 30 veces Campeón del Mundo de la especialidad y por el Campeón de Europa en 1998, que este 2022 cumple su segundo año de vida.


“El primer consejo de Toni (Bou) fue que me relajara. Pero me resultó muy difícil porque era la primera vez que entrenaba con él y quería impresionarlo”

En abril de 2021 se presentó en sociedad el Bou & Pascu Racing Team, una nueva estructura formativa apadrinada por dos de los pilotos españoles más queridos del paddock: Toni Bou y Jordi Pascuet. El plantel inicial de la misma, de hasta cinco pilotos se componía por Jordi Lestang y Oriol Pi, que compitieron en Trial2, y Gaudi Vall, Valentí Cristina y Jan Gabriel, que lo hicieron en Trial125. Un año después, el equipo mundialista solo ha mantenido en sus filas a Lestang y Vall. Eso sí, ha incorporado a uno de los mejores y más jóvenes talentos escoceses de la especialidad: Ben Dignan, tercer clasificado en el Mundial de Trial125 en 2020 y Campeón británico de 125cc en 2019.

Pues bien, hasta uno de sus últimos entrenamientos por tierras catalanas nos desplazamos para conversar con el #259 sobre su llegada al proyecto; y conocer de paso un poco más al primer piloto no andorrano del Bou & Pascu Racing Team.

– Si te parece bien, empezaremos por cómo te encuentras. ¿Qué tal tu dedo índice izquierdo?

– Va un poco mejor, pero todavía me queda un poco para estar al 100%. De hecho, tengo una fisura por dentro y para que suelde bien requiere de tiempo y descanso. Por eso me perdí lo que resta del Campeonato del Mundo. Después de visitar al doctor ‘Pim’ Terricabras para que chequease mi dedo me decidió a participar en la última prueba del Campeonato de España de Trial en Cal Rosal, aunque mi idea inicial era estar también en Valdemanco.

– Una pena que te hayas perdido gran parte del Mundial de Trial. Si te parece repasemos tu arranque en el mismo. ¿Contento con tu actuación en las primeras citas?

– En cuanto a mi pilotaje, estoy bastante contento. Solo necesitaba acabar de afinar un par de cosas. Pero no estoy contento con los resultados. Por ello seguiré trabajando duro para cambiarlo y lograr mejores posiciones de cara a 2023.

– Tras dos temporadas en Vértigo, este año compites en el ‘Bou & Pascu Racing Team’. ¿Cómo te enrolaste en el mismo?

– Mi equipo y yo no estábamos contentos con los resultados de 2021, así que buscamos hacer un cambio en lo que estábamos haciendo. Y tras conversar con Jordi Pascuet y conocer su proyecto deportivo junto a Toni Bou, el Bou & Pascu Racing Team, pensamos que sería una oportunidad increíble unirnos al mismo para aprender de dos personas con tanto talento y habilidad.

– ¿Qué significa estar en un equipo como el Bou & Pascu Racing Team?

– Para mí, es increíble correr para este equipo, ya que siento en el mismo puedo seguir creciendo como piloto; ambos podemos crecer como piloto y equipo. Además, correr en el equipo del piloto al que llevo años idolatrando es un sueño hecho realidad. (Sonríe).

– ¿Tener a dos figuras como ellos, Toni Bou y Jordi Pascuet, como ‘jefes’ comporta más presión?

– Entre nosotros, me estoy poniendo la presión yo mismo. (vuelve a sonreir). Quiero demostrarme y demostrales que tomaron la decisión correcta al ficharme para el equipo; y que tengo lo necesario para estar en el Bou & Pascu Racing Team.

– Compartes equipo con Gaudi Vall y Jordi Lestang. ¿También entrenamientos?

– Sí, normalmente entrenamos de dos a tres veces por semana juntos como equipo.

– ¿Por qué este 2022 estabas en Trial2 y no en Trial3?

– Tomé la decisión de pasar a Trial2 porque siento que puedo desarrollarme más en dicho nivel; y también porque me he puesto metas más elevadas que las que en su día me marqué en la actual Trial3.

– ¿Qué te faltó el año pasado para pelear hasta el final por el título en Trial125?

– El año pasado sucedieron cosas entre bastidores que me impidieron dar lo mejor de mi.

– La campaña anterior, en 2020, en cambio, no solo lograste tu primer podio y victoria en el Campeonato del Mundo, sino que terminaste tercero en Trial125. ¿Satisfecho?

– La temporada 2020 fue definitivamente mi mejor temporada. Me enfrenté a muchos competidores fuertes y logré los buenos resultados que dices; después de las primeras dos rondas en Francia. Y sí, estaba muy feliz.

– En el GP España 2020, en Pobladura, lograste tu primer cajón, mientras que en el siguiente, el GP Andorra, en Sant Julià de Lòria, alcanzaste la que hasta la fecha es tu único triunfo mundialista. ¿Qué recuerdas de ambos fines de semana?

– En Pobladura me emocioné demasiado por estar en cabeza y al final ello me llevó a perder el liderato, a cometer un fiasco que me acabó costando el triunfo. Así que a pesar de lograr mi primer podio mundilaista y el primero para mi país, Escocia, bajo esa felicidad hubo un poco de decepción. El segundo día en Andorra tenía las emociones a flor de piel, sentía que me salía todo con la moto, que nada podía salir mal. Y la verdad es que hasta la fecha nunca me he sentido más feliz que cuando supe a ciencia cierta que habíamos gando el GP. Fue un gran momento llegar a la meta y ver a mis padres allí, celebrándolo. Ellos también han estado conmigo en los momentos menos buenos, por lo que el compartir con ellos dicho momento fue increíble. Quiero seguir dándolo todo, apretando al máximo, seguir hacia adelante para que podamos compartir en el futuro más momentos como ese. (Sonríe).

– En esas dos campañas has podido trabajar con Dougie Lampkin, embajador de Vértigo. ¿Qué tal la experiencia?

– Fue una experiencia casi irreal que uno de los pilotos más grandes de nuestro deporte compartiera secretos y me diera consejos; además de ir en moto conmigo.

– ¿Recuerdas su primer consejo?

– Si no recuerdo mal, fue cuando hicimos nuestro primer entrenamiento como equipo de Vértigo. Me aconsejó que adelantara más el manillar.

– Por cierto, en tu etapa en Vértigo, contaste en las zonas con la ayuda de otro campeón británico, Alexz Wigg. ¿Cómo se convirtió el Campeón del Mundo Júnior y de Europa 2010 en tu mochilero?

– Me puse en contacto con Alexz (Wigg) a través de John Shirt, importador de GasGas, cuando corría para él en 2019. Y fue fácil llegar a un acuerdo. (Sonríe).

– ¿Por qué no te ha acompañado este 2022 Wigg?

– Al unirme al equipo Bou & Pascu Racing necesitaba mudarme a España. Así que para los dos hubiese sido difícil. Además, necesitaba tener un mochilero conmigo a tiempo completo. Más que nada porque no tenía carnet de conducir, por ejemplo. Asimismo, Alexz tenía otros compromisos que atender. Por eso acordamos separar nuestros caminos durante el tiempo que viviera en España. (Sonríe).

– Ahora, en cambio, es Bou, mayormente, quien comparte algún que otro entrenamiento contigo, así como con el resto de pilotos del ‘Bou & Pascu Racing Team’. ¿Cómo es un entrenamiento con el 30 veces Campeón del Mundo?

– Es increíble entrenar con Toni. Es verdaderamente un sueño. De ser aquel niño pequeño que apenas podía moverse cuando lo tenía cerca a entrenar con él cada semana. Sabe tanto de trial que con un par de comentarios que me ha dado mi pilotaje ha mejorado mucho. También verlo entrenar es fascinante. Es increíble lo que puede hacer. Podría mirarle entrenar todo el día, ¡y no me cansaría! (Risas).

– Recuerdas qué es lo primero que te dijo cuando compartisteis entrenamiento por primera vez?

– Sí. Su primer consejo fue que me relajara. Pero lo creas o no me resultó muy difícil llevarlo a cabo, ya que era la primera vez que entrenaba con él y la verdad es que quería impresionarlo. (Más risas).

– A todo esto, ¿es muy diferentes Trial125 de Trial2?

– Sí, al 100%. Hay un gran paso adelante entre la nueva Trial3 y Trial2. Para que te hagas una idea, los pasos son mucho más grandes y es una categoría más técnica. Pero siento que es un buen nivel para mí.

– En el pasado has alternado el Mundial con el Campeonato de Trial de tu país. ¿Este año también lo querías hacer?

– Lo intenté porque me gusta participar en carreras locales, pero no ha sido mi mejor año en cuanto a contratiempos y lesiones. Además, desde el ‘Bou & Pascu Racing Team’ me pidideron que estuviera en España por cuestiones de logística.

– ¿Por qué no te hemos visto apenas en el Campeonato de España 2022?

– Tenía planeado hacerlo. Por ejemplo, el CET de Camprodon, en el Noassar Park, ya que es un lugar que conozco. Pero cuando ya lo tenía todo listo, imprevistos en mi casa me hicieron regresar a mi país; y poco después, encima, pasé el COVID-19. La cita anterior, en Arteixo, me la había perdido por un tema de visado. Asimismo, llegué a Pobladura renqueante de una lesión de tobillo. Pero me encontraba más o menos bien el viernes. El sábado, el primer día de competición, por desgracia, solo pude hacer 6 zonas. Me resentí de la lesión y el dolor no me dejaba pilotar bien. Por eso decidí abandonar. Cuando arrancó la segunda mitad del Mundial de Trial2 me lesioné en el dedo índice izquierdo en un entrenamiento preparando el GP Bélgica. Desde entonces estuve en estricto resposo hasta que empecé a subir en la moto a final de verano para probarme. Tras un rato tenía que parar para que el dedo descansase y no se me agarrotase. Es una pena porque con él controlo el embrague y si no puedo apretar la maneta bien… Todo esto hizo que al final sólo haya podido correr la prueba de Cal Rosal.

– A los que desconocemos el certamen escocés y británico de trial. ¿Cómo son ambas competiciones? ¿Qué características tienen?

– El campeonato británico es bueno y se permite parar como aquí en el CET. Solo que allí tenemos únicamente 60 segundos para completar la zona. El campeonato escocés, por el contrario, es nonstop, por lo que las carreras son bastante fluidas y el nivel de las secciones no es tan alto como los otros campeonatos en los que compito. Por eso, para mí, tomar parte en las citas del certamen escocés son una buena manera de relajarme y divertirme. (Sonríe).

– Este año has estado nuevamente en los SSDT 2022, pero no como piloto. ¿Cuál ha sido tu cometido en esta su última edición?

– Mi trabajo este año en los SSDT 2022 fue ser un ‘Front Marker’. Iba abriendo todas las secciones y me aseguraba de que todo estuviera como debía estar antes de que llegara el primer piloto participante.

– ¿Regresarás como participante en los SSDT 2023?

– Sí, espero hacerlo en 2023.

– ¿Qué crees que hace tan especial a los SSDT como carrera?

– Es un trial muy diferente a todos las demás, es una prueba de larga duración en la que corres entre páramos y caminos, y todas las zonas están en lechos de ríos. Además, es una prueba icónica, con una gran historia detrás, lo que la hace más especial si cabe. Es una carrera difícil, pero creo que la gente a veces la subestima. No solo es difícil de correr, sino aún más de ganar.

– ¿Es cierto que con los pilotos locales los controles del SSDT son ‘más permisivos’?

– No, eso es falso. A todos los pilotos se les trata de igual forma.

– A todo esto, ¿el nonstop de los SSDT es igual que el nonstop de TrialGP/Trial2 o Trial3?

– No. El nonstop de los SSDT es diferente. Es mucho más fácil progresar sin parar en los Scottish que en muchas de las rondas del Mundial de TrialGP, ya que algunas de las zonas, incluso parando, son muy difíciles. Imagínate si las hiciéramos con el ¡nonstop tradicional! (Risas).

– ¿Qué prefieres: stop y tiempo o nonstop?

– Prefiero el nonstop porque he crecido con él y porque me resulta más natural.

– Este 2022 el Mundial de TrialGP no visitó las islas británicas. Ha sido la segunda ocasión seguida en que la cita británica no se ha celebrado. ¿Confiamos en que tengamos GP Gran Bretaña en 2023?

– No te lo podría asegurar visto lo visto, pero creo que deberíamos tener uno allí nuevamente. (Sonríe).

– Monza acogió este año el Trial de las Naciones. ¿Para próximas ediciones habrá equipo escocés? ¿O te buscamos en el británico?

– No hay equipo escocés, ya que somos parte de Gran Bretaña. Y por desgracia no creo que esté en el TdN como miembro del equipo británico, de momento, ya que creo que repetirán los mismos tres pilotos que lo hicieron en los últimos.

– ¿Te gustaría que Escocia albergara por primera vez el TdN?

– Me encantaría que Escocia fuera sede del TdN, y sobre todo me gustaría ¡competir yo! Ser uno de sus participantes. (Sonríe).

– ¿Y que repitiera Fort William, cuna de los SSDT, como sede del GP de Gran Bretaña nuevamente como en 2010?

– Creo que tenemos muy buenos lugares. Y por lo que sé se está tratando de encontrar el más adecuado para hacer la mejor carrera posible de nuevo en mi país.

– Sabemos que de un tiempo a esta parte vives en España. ¿Por qué decidiste instalarte aquí?

– Lo decidí cuando me uní al Bou & Pascu Racing Team, para poder entrenar con mis compañeros y con Toni.

– ¿Qué te gusta de nuestro país?

– La comida aquí es increíble… y ¡el café! También las áreas para entrenar son increíbles. Los distintos sitios en los que estoy entrenando con Toni y mis compañeros son espectaculares.

– ¿… y qué echas de menos del tuyo cuando estás aquí?

– Extraño ver a mi familia y amigos pero hay que hacer sacrificios si quieres ser el mejor. (Sonríe).

– Por cierto, los pilotos británicos están brillando en los últimos años en las categorías inferiores del Campeonato del Mundo. ¿El futuro de la especialidad es vuestro?

– ¡Eso espero! (Risas) Estoy apretando al máximo, dándolo todo con el equipo, así que voy a hacer todo lo posible para que lo que preguntas se cumpla en un futuro no muy lejano. (Sonríe).

– ¿Qué ha cambiado en la última década para que los británicos volváis a dominar no solo la especialidad, sino otras disciplinas del off road como el enduro o el motocross?

– Creo que siempre tuvimos pilotos con mucho talento, y ahora están recibiendo apoyo para seguir avanzando en sus carreras.

– ¿Por qué Ben Dignan es piloto de Trial? ¿Quién es el responsable?

– Siempre me han apasionado las motos, y ver a mi padre y a mi hermano yendo en una me hizo querer hacerlo yo también. Y cuando mis padres me compraron mi primera moto… ya nadie ¡me detuvo! (Risas).

– … porque bien te podría haber inculcado pasión por el rugby, el fútbol o incluso el golf, los deportes más populares de tu país. ¿No crees?

– Siempre me ha gustado mucho el deporte, pero siempre he querido llegar hasta el final con el trial.

– ¿Recuerdas tu primera moto? ¿Y tu primera carrera?

– Mi primera moto fue una OSET, pero no recuerdo la primera carrera. Eso sí, por casa de mis padres debe haber alguna foto inmortalizando el momento. (Risas).

– Y con la moto como protagonista, ¿no te atrae ningún otro deporte: MotoCross, Enduro…?

– La verdad es que no. Me gusta un poco el enduro, pero no me gusta la velocidad asociada al resto de especialidades.

– A todo esto, ¿quién es tu piloto favorito?

– Me siento obligado a decir que Toni (Risas). No, en serio. La forma en la que pilota… Parece que lo hace todo sin esfuerzo, de forma natural.

– ¿Quién ha sido o es tu rival más acérrimo?

– He tenido muchos rivales, pero creo que Pau Martínez, en 2020. Mantuvimos una batalla increñible y al final él fue quien acabó llevándose el título mundial en Trial125.

– Por cierto, ¿te ponían problemas para entrenar en Escocia?

– No tenemos muchos problemas, ya que entrenamos en lugares en los que, en mi caso, no tengo problemas para obtener permiso. Pero sí que es verdad que encontrar nuevos lugares es muy difícil.

– Y la última: ¿Qué es más difícil: competir en Trial2 o entender a tus compañeros de equipo en el Bou & Pascu racing Team cuando hablan entre ellos?

– Lo más difícil, sin lugar a dudas, es entenderlos a los dos, a Gaudi (Vall) y Jordi (Lestang). (Risas). Pero poco a poco los voy entendiendo cada vez más. (Más risas).

Más entrevistas de Todotrial, aquí

es Spanish
X
X