miércoles, febrero 21, 2024

CET Benahavís, Jaime Busto se impone en un trial excesivamente difícil

 

El Campeonato de España de Trial llegaba a tierras andaluzas, donde el Club Depotivo Benahavís preparó un bonito trial pero de nivel excesivo, en el que Jaime Busto vencía en TR1, sobre Marcelli y Raga. El resto de ganadores fueron Pau Martínez (TR2), Miquel Alarcón (Junior), Víctor Palomares (TR3), Ryon Land (Cadete 125), Roger Montserrat (Cadete) y Adriá Albejano (TR4).


Jaime Busto se pone líder de la general tras su victoria en Benahavís

El Campeonato de España de Trial 2023 se volvió a poner en marcha en tierras malagueñas, en la bonita localidad de Benahavís, situada a sólo 7 kms de la Costa del Sol, para acoger la tercera cita de la temporada, segunda para los TR1. En esta ocasión habría una sola jornada puntuable el domingo, en la que estaban convocadas las categorías TR1, TR2, Junior, TR3, Cadetes y TR4.

La organización corría a cargo del Club Deportivo Motorista de Benahavís, que se estrenaba en un CET con mucha ilusión, mostrando muchas ganas por llevar a cabo una buena prueba y agradar a los asistentes, contando para ello con la colaboración del Ayuntamiento, que lleva años mostrando su apoyo a todos los deportes e incluyendo el trial como actividad tradicional tras haber acogido durante años el Campeonato de Andalucía.

El retorno del CET a Andalucía fue una buena ocasión para que algunos aficionados locales debutaran o volvieran a tomar parte en una prueba del Nacional, y por supuesto para que numeroso público disfrutase del espectáculo. Así mismo muchos de los que más empujan en la difusión y promoción de este deporte en Andalucía quisieron aportar su ayuda, como es el caso del Moto Club Posadas, cuyo alma máter, Rafael Moreno «El Pali» estuvo ejercitando labores de «comentarista» en la rampa de salida, contando también con la ayuda del famoso Harry, José Manuel Moreno o Esteban Heredia ejercitando tanto de Comisario Técnico como de fotógrafo y cámara.

Aniol Gelabert y José Manuel Moreno en la campaña de colaboración solidaria con la asociación «El camino de Valentina».

También hubo momentos de colaboración solidaria con la asociación «El Camino de Valentina» para recaudar fondos en favor de la investigación de la enfermedad ultrarara que sufre esta hija y nieta de trialeros, y de la cual podéis saber más en @elcaminodevalentina29.

Un magnífico paddock asfaltado, ubicado en el Polideportivo Municipal Jaime Parladé, acogía a los 77 inscritos en las mencionadas categorías, contando con unas magníficas instalaciones. Entre las ausencias destacadas, Jorge Casales, que apenas un par de días antes anunciaba haber sufrido una lesión entrenando, o Arnau Farré en TR1, o los habituales pilotos nórdicos en TR2, ya que la fecha coincidía con una prueba de su campeonato nacional.

Buen trabajo del MC Benahavís pese a todo, faltó una mejor revisión del nivel

La jornada amanecía con buen tiempo y cielos despejados, por lo que las temperaturas fueron subiendo a lo largo de la mañana y el calor hizo que el trial fuese duro físicamente además de muy difícil debido al excesivo nivel de las zonas. El terreno estaba muy seco y polvoriento, aunque se pudo contar con el agua de un pequeño arroyo en alguna zona.

La organización realizó un gran trabajo y se esforzó al máximo durante los meses previos para que todo saliese perfecto, sin embargo aunque el trial en general tuvo una buena organización, un bonito entorno y un terreno espectacular para un trial del Campeonato de España, sin embargo no fue todo lo brillante que podía haber sido al quedar deslucido por un nivel de zonas excesivamente alto y peligroso, así como otros factores externos como una incomprensible reducción del tiempo…

.

Trial no sólo duro, sino extremadamente difícil a causa de las zonas

El trial se caracterizó por el excesivo nivel de las zonas y su peligrosidad

El trial constaba de 12 zonas a las que todas las categorías deberían dar dos vueltas, en un bonito y largo recorrido que agradó mucho a los asistentes, sin embargo lo que hubiese sido un magnífico y exitoso trial quedó empañado por un marcaje de zonas claramente inadecuado que se unió a otra serie de errores que hicieron que la jornada resultase bastante decepcionante para pilotos y público.

Zonas excesivamente difíciles para todas las categorías con el agravante de alta peligrosidad en muchas de ellas, que trajo como consecuencia frecuentes caídas, golpes y lo que es peor, retirados y lesionados. Además el peligro no se limitaba a la dificultad de las zonas sino también al hecho de tener que afrontarlas a toda velocidad para poder completarlas en el minuto y treinta segundos que marca el reglamento, constando muchas de ellas de demasiados pasos.

El peligro no sólo estuvo en las zonas, también en el recorrido, pues incomprensiblemente la RFME decidió acortar el tiempo límite para realizar el trial, contando con apenas dos horas y media para realizar la primera vuelta y dos para la segunda, resultando muy justo dado el número de zonas y el largo recorrido, lo que obligó a los pilotos a ir a toda velocidad por la interzona.

Además esta tenía un tramo de doble dirección por el que también marchaba a pie numeroso público, un auténtico peligro que podría haber causado graves consecuencias y del que se quejaron bastantes pilotos al concluir la prueba.

Alex Canales era sexto en TR1 con 19 fiascos y un sólo cero

Volviendo a las zonas, el marcaje de las mismas fue muy de estilo indoor, con enormes escalones y voladas, bajadas complicadas, alguna zona con componentes artificiales incluyendo la última situada junto al paddock, con grandes troncos y pasos de hormigón que había que pasar «a una rueda».  Un marcaje que aunque pueda resultar espectacular para el público, a la larga es muy perjudicial para el futuro de este deporte, pues aporta una imagen del trial muy «indoor», muy extremo, y por lo tanto muy exigente y lejana de lo que son las bases de este deporte, esto se traduce en una imagen poco atractiva de cara a atraer nuevos practicantes a la especialidad y por lo tanto a vender motos de trial.

El paddock y el entorno, así como el terreno fueron magníficos

Podríamos decir que el Trial de Benahavís fue precisamente todo lo contrario de lo que pudimos ver una semana antes en los 6 Días de Trial de Escocia, un trial con zonas muy naturales, accesibles para pilotos de muchos niveles sin dejar de ser técnicas y selectivas, pero que provoca entre su numeroso público las ganas de introducirse en este deporte. Por supuesto nada tiene que ver el SSDT con el CET, pero nos referimos a la imagen como deporte. Precisamente el objetivo del Mundial de Trial con su reglamento y el formato que pudimos ver en Portugal, trata de transmitir de nuevo esa imagen de deporte cercano y atractivo, y en esta ocasión lo que se transmitió fue lo contrario.

Jeroni Fajardo, todo fiascos salvo un dos, una situación bastante ilógica

Mientras en otras pruebas del CET como Gironella pudimos ver una buena combinación de zonas bastante naturales y sin peligro, con un tiempo por zona correcto y un nivel para cada categoría correcto y selectivo, en Benahavís llegamos al extremo de lo absurdamente difícil, tal como reflejan las penalizaciones.

Que en TR1 Jaime Busto marque 74 puntos, Gabriel Marcelli 85 o Adam Raga 90, que muchas zonas sólo las intentasen los tres pilotos mencionados mientras que el resto directamente se picaban el 5, ver a Jeroni Fajardo con su tarjeta repleta de cincos excepto en una zona y picándose zonas…

Demasiados accidentados en Benahavís

Ver al ganador de TR2, Pau Suárez en el podio con el brazo en cabestrillo después de otra fuerte caída habiendo terminado con 57 puntos mientras casi todos los demás hacían 5 tras 5, y lo mismo en el resto de categorías, o ver a pilotos con la cara magullada de heridas, vendas en las piernas o cojeando tras haberse retirado lesionados, realmente no creemos que este sea el camino correcto si queremos que el trial tenga un futuro. Lo mismo que tampoco ver a pilotos haciendo prácticamente enduro en las zonas para no penalizar un 5 por llegar un segundo tarde a lo que marca un implacable cronómetro, un elemento que nunca estuvo en este deporte y por lo tanto que nunca fue determinante en el trial…

Sondre Haga, 22 fiascos, un uno y un varios…

El verdadero trial es el que inventaron los británicos, por mucho que a algunos no les guste, lo que vimos la semana pasada en Escocia o hace algunas semanas en los 3 Días Trial Santigosa. Ni el indoor, ni el cronómetro en las zonas, ni el «todo vale en zona», ni el tranco cada vez más bestia, ni los pasos de ir a una sola rueda son el trial de verdad y esta absurda deriva a lo único que puede llevar es a la extinción de un trial por una evolución errónea, como no nos cansaremos de repetir desde este medio.

En fin, sabemos que los componentes de la organización quisieron hacer todo lo posible por ofrecer un bonito trial y pusieron todo su esfuerzo y empeño en ello y aunque involuntariamente se les fue la mano, todo fue un cúmulo de coincidencias que llevaron a esta situación «extrema», pues al mismo tiempo la casualidad hizo que el Director de la Comisión de Trial, Josep Soldevila, que siempre pone cordura y lógica en sus decisiones y en su revisión de las zonas, no pudo estar esta vez en Benahavís por problemas de salud.

No es bueno que la imagen del trial sea esta, no ayuda a vender motos de trial

Por lo tanto muy probablemente el trabajo de supervisión de las zonas quedó falto de más ojos. En este sentido también hubo quejas de que no se modificasen las zonas que en la primera vuelta ningún piloto había logrado superar, permaneciendo igual para la segunda, lo cual también resulta bastante incomprensible.

En resumen, la línea de marcaje de zonas no fue adecuada para los niveles, tampoco la supervisión de las mismas, y tampoco la reducción de tiempo para la primera vuelta, según algunos comentan debido a que los pilotos mundialistas tenían prisa para emprender el retorno a casa y emprender al día siguiente el viaje al GP de Japón. Si fuese por este motivo, lo lógico hubiese sido adelantar el horario de salida, no reducir el tiempo. En fin, muchos pilotos volvieron a casa decepcionados, desilusionados, magullados o lesionados, algo que nunca debería pasar. Pero aunque esto fue lo más destacado del día, lo cierto es que el nivel organizativo y el esfuerzo realizado por el club organizador fue muy bueno.

TR1, victoria de Jaime Busto

Primera victoria de la temporada para Jaime Busto

En la máxima categoría, Jaime Busto (GasGas) se ponía líder desde el primer momento, ya que era el único que lograba pasar a cero la zona 1, completaba la primera vuelta con 40 puntos habiendo marcado 7 fiascos. Gabriel Marcelli (Montesa) era segundo con 47, seguido muy de cerca por los pilotos de Beta Trueba Aniol Gelabert y Gerard Trueba igualados a 50, con Adam Raga (TRRS) y Alex Canales (Sherco) sumando un punto más, Pablo Suárez (Montesa) con 52 y aún más atrás Jeroni Fajardo (Sherco) y Sondre Haga (GasGas) ambos con 58 tras hacer fiasco en todas las zonas excepto en una…

Una situación bastante absurda que provocaría que para la segunda vuelta muchos optasen por ni siquiera entrar en muchas zonas, picándose directamente el 5, para la desilusión del publico que esperaba el desarrollo de la prueba.

Gabriel Marcelli era segundo en TR1

Al ser las zonas tan imposibles, apenas había selectividad en las mismas, de ahí lo igualado de las puntuaciones, por lo que salvo la ventaja que iba acumulando Busto, en algunos casos tras decidirse a realizar arriesgadas maniobras que le podían haber costado caro, la lucha por las otras dos posiciones de podio estaba apretada.

Busto terminaba la segunda vuelta con 34 puntos sumando un total de 74 que le daba una cómodia victoria. Marcelli sumaba 36, por lo que su total de 85 le colocaban finalmente segundo, mientras que Adam Raga completaba la segunda vuelta con 38 que le permitían subir al tercer peldaño del podio con 89.

Adam Raga se colocaba tercero

Gelabert era cuarto con 94, seguido de Suárez con 100, Canales con 104, Trueba con 112, Haga con 115 y todo un top mundialista y actual campeón de Francia, Jeroni Fajardo con 117, ya que ante la dificultad y peligrosidad de las zonas se resentía de una reciente lesión en el brazo y optaba por picar muchas de ellas…

En la clasificación general Busto se coloca líder con 2 puntos de ventaja sobre Raga y 7 sobre Marcelli.

También excesivo en el resto de categorías

Los pilotos del nivel azul, TR2, también sufrieron mucho en las zonas de Benahavís, especialmente los numerosos debutantes este año en la categoría. Las altas penalizaciones también hicieron que el trial fuese poco selectivo, y en algunos casos las posiciones se determinaron por quien había logrado hacer menos fiascos.

Pau Martínez vencía en TR2

Pau Martínez (Vertigo) y Gil Vila (GasGas Mediser) protagonizaron un intenso duelo y al final quedaron separados por apenas un punto, siendo la victoria para Martínez con 57 penalizaciones, quien por cierto aparecía en el podio con el brazo en cabestrillo tras una fuerte caída que esperamos no tenga consecuencias en su participación el próximo fin de semana el el TrialGP de Japón.

En tercera posición terminaba Pau Dinarés (TRRS) con 66 puntos, mientras que el checo David Fabian (Beta) se quedaba a un sólo punto del podio. Con esta victoria Pau Martínez aumenta su ventaja al frente de la clasificación  general, colocándose 5 puntos sobre Vila.

Pau Dinarés, tercero en TR2

David Fabian quedaba fuera del podio

En Junior las puntuaciones también fueron elevadas y con predominio de los fiascos, y en esta categoría la lucha por los puestos de podio también quedaba reducida a tres candidatos.

Victor Palomares, vencedor en TR3

Aunque Arnau Maura (Beta) se ponía líder tras la primera vuelta con 18 puntos seguido de cerca por Xurxo Neo (GasGas) y Miquel Alarcón (Sherco), las cosas se daban la vuelta en el segundo giro y sería Alarcón finalmente el vencedor al concluír el día con 40 puntos, dos menos que Neo y 6 menos que Maura, que completaba el podio.

En TR3 hubo un piloto que se destacó del resto, Victor Palomares (Vertigo), que sacaba cada vez más ventaja para terminar ganando con 24 puntos, 9 menos que Rodrigo Marchal (EM), mientras que el piloto local José Gabriel Romero (TRRS) completaba el podio pero con casi el doble de puntos, 61, aunque feliz por su primer podio en un CET y acemás en casa. A destacar que de los ocho participantes en esta categoría cinco eran pilotos andaluces.

Ryon Land, de nuevo vencedor en Cadete 125cc

En la catagoría de los más jóvenes en esta ocasión, los Cadetes, en 125cc volvía a mostrar su dominio el estadounidense Ryon Land (Vertigo) que desde su llegada a España en el pasado verano cuenta sus participaciones por victorias. Con 43 puntos aventajaba claramente al segundo clasificado, Oriol García Campano (Beta) que sumaba 65, mientras que con 68 completaba el podio el del MC Posadas Javier Terrín (GasGas Mediser).

En Cadete «Copa» con motos de mayor cilindrada, que contó con 6 participantes, Roger Montserrat (GasGas) fue claro vencedor al completar las 24 zonas con 54 puntos, mientras que Jaime Calvo (GasGas) y Jorge García Torre (Sherco) completaban el podio bastante más alejados con 73 y 76 respectivamente.

Roger Montserrat, vencedor en Cadete Copa

Adrià Albejano vencía en TR4

Podio final TR1

Por último, la siempre competida categoría TR4 tuvo una intensa lucha en la que salió ganador Adriá Albejano (Sherco) con un total de 39 puntos, dos menos que Hector Gairín (TRRS), con Joan Ricart (TRRS) completando el podio con 44.

La próxima cita del Campeonato de España de Trial será una cita ya tradicional, el Trial de Pobladura de las Regueras, en El Bierzo leonés, que tendrá dos jornadas puntuables para todas las categorías. Será los días 8 y 9 de julio.

Clasificación Trial CET Benahavís 2023

Clasificación General CET 2023

Galería de fotos CET Benahavís 2023:

Vídeos CET Benahavís:

Más sobre el Campeonato de España de Trial, aquí

X