domingo, abril 14, 2024

Así fue el Classic Dirt Bike Off Road Show de Telford 2024

 

La edición 2024 del Classic Dirt Bike Show, patrocinado por Hagon Shocks, volvió al Telford International Centre, de Shropshire, Telford, en el Reino Unido, el fin de semana del 10 y 11 de febrero.

Texto: Horacio San Martín «Yoyi». Fotos: John Hulme, Jean Caillou, Classic Dirt Bike.


La feria de motos clásicas de campo más importante del mundo volvió a celebrarse a las afueras de la localidad británica de Telford durante el segundo fin de semana de febrero, todo un espectáculo para los aficionados a las motos de trial, motocross, enduro, trail, speedway y otras variantes de motos off road.

Cientos de motos se acumulaban en los diferentes stands así como en el exterior, ya que cualquier aficionado puede llevar sus motos, piezas o material que tenga disponible y exponerlo para su venta en el mercadillo exterior o «autojumble», sin que faltasen tampoco algunos stands dedicados a motos actuales como TRS, Sherco, Vertigo, etc.

Yrjö Vesterinen y Bernie Schreiber con la Bultaco Sherpa 340

Probablemente el stand más especial para los aficionados al trial volvió a ser el del grupo Works Trials Bikes, que trata de reunir en Facebook a los propietarios de motos con pedigree, es decir unidades que fueron oficiales de fábrica en la época.

Impulsado por los coleccionistas francese Olivier Barjon, Jean Caillou y Patrick Pissis, en este stand estaban las motos de trial más admiradas de la feria. Sin duda la principal protagonista fue la Bultaco Sherpa 199B 340cc vencedora del Campeonato británico de Trial en 1982 con nada menos que el triple campeón mundial Yrjö Vesterinen, que además fue galardonada por el jurado con el premio Alan Wright Trophy. Es la moto que podéis ver en la imagen de la izquierda, acompañada del propio Yrjö y del también campeón mundial con Bultaco Bernie Schreiber.

Yrjö Vesterinen en una de las charlas
La Montesa Cota 348 oficial de Malcolm Rathmell

 

Sammy Miller, otro mito del trial

El propio Yrjö no faltó a la feria, siendo uno de los invitados de honor, junto al otros dos grandes campeones internacionales de trial, Sammy Miller y Bernie Schreiber, todos ellos protagonizaron interesantes charlas desde la grada de conferencias. 

Otros ilustres del trial presentes en la feria de Telford este año fueron Mick Andrews, Alan Lampkin, John Lampkin, Mick Wilkinson, Dave Thorpe, el creador de la web Trials Gurú John Moffatt o el fotógrafo Eric Kitchen, y entre los famosos del trial más actuales pudimos ver a Emma Bristow, además de algunos otros y por supuesto también grandes expilotos de motocross o enduro.

Walwin Mickmar 250 de 1973

Siguiendo con el stand de WTB también pudimos ver la Montesa Cota 348 oficial de Malcolm Rathmell de 1977, entre cuyas curiosidades está tener la tapa de encendido recortada para evacuar el barro que escupía el piñón y sobretodo la palanca de cambio a la derecha y el freno a la izquierda, posición contraria a las motos de serie, por solicitud del propio Rathmell.

También pudimos ver en el stand del WTB una pieza única apenas conocida, la Walwin Mickmar 250 de 1973, construída por Ross Winwood, una moto muy especial en la que destaca especialmente su curiosa doble salida de escape, una a cada lado. 

Bultaco Sherpa con chasis High Boy

Pasando a otros stands, destacaríamos la que probablemente fuese la moto de trial en mejor condición de conservación de toda la feria, una Yamaha TY 250 de 1974 que ha tenido un único dueño, con neumáticos originales y sólo 320 kilómetros. Parecía recién salida de la tienda, como podéis ver en la galería de fotos.

En el stand del Bultaco Club UK, entre algunas Pursang, Alpina y Sherpas destacaba la Sherpa modelo 151 de 1975 equipada con chasis High Boy fabricado por Sammy Miller, que logra aumentar la distancia al suelo al estar la cuna interrumpida por la placa cubrecarter. Esta moto había sido equipada con otras muchas piezas especiales, brillando por sus cromados y su depósito azul.

Gori MT325

Siguiendo con motos modificadas en la época por los trialeros británicos, destacar también el stand de las Suzuki Beamish, donde había un sidetrial como el que ha hecho famoso en España Manolo Torralbo.

Pasamos de unas motos amarillas a otras, de las españolas OSSA a las japonesas/británicas Suzuki Beamish y a las italianas del stand de SWM, con sus potentes motores Rotax de válvula rotativa que causaron sensación en los años 80. Entre ellas destacaba también una interesante Gori MT325 que, como sabréis, no era más que una SWM realizada en color verde, en este caso modificada con componentes fabricados actualmente por JP Custom.

Bultaco Sherpa modelo 10 galardonada

Entre tantas motos modificadas a veces resulta un placer ver motos completamente originales, como un magnífico ejemplar de Kawasaki KT250, o el triplete de Ossas TR, la Amarilla, la Naranja y la Roja, perfectamente restauradas y a precios bastante interesantes.

Y hablando de motos originales, una de las galardonadas como tal fue una preciosa Bultaco Sherpa T modelo 10 «Sammy Miller». También interesantes eran las escasas CCM.

No faltaban las postclásicas, como Garelli, Mecatecno Skywalker, JP 325, Yamahas TY variadas y Hondas TLR y RTL. Entre estas últimas brillaba una impecable RTL 250S de 1988, la última de las Honda 4T de la época, distinguible por sus dos frenos de disco.

BSA RAP Bantam

Como era de esperar estando en Gran Bretaña, las motos Pre 65 eran legión, ya que tienen su propia categoría en los triales de clásicas y también su propio campeonato y pruebas exclusivas, como el famoso Scottish Pre ’65. Sin embargo esta categoría se ha ido desvirtuando mucho con el paso de los años, y a día de hoy encontramos motos «pre 65» que prácticamente han sido fabricadas por completo en la actualidad.

Este era el caso de la BSA RAP Bantam, equipada con un chasis con soldaduras de bronce que fabrica en la actualidad la empresa DDR. También su motor es prácticamente al completo realizado con piezas actuales de aluminio realizadas por AW Race Engineering, como la caja del filtro de aire y otros muchos componentes. Los motores pueden alcanzar los 175cc.

Otra «Pre 65 actual» era la interesante James Pre’65 Mick Andrews Replica, construida recientemente con multitud de piezas nuevas a imitación de la James que solía utilizar el gran Mick en los triales de clásicas hasta su reciente retirada de estos.

Entre las curiosidades más clásicas y originales se podría mencionar la Wasp 350 RT4 de 1965 construida por Mark Ramplee, equipada con un motor Triumph bicilindrico de 4 tiempos de 350cc y un chasis Rickman, o la Greeves Anglian 1965 restaurada con un scape Don Smith réplica. 

Entre las motos británicas tampoco podían faltar las Cotton, cuyo Club fue el ganador del premio al mejor stand de club.

Como os decía al principio del artículo, en el exterior no faltaba el gran «autojumble», el mercadillo en que los particulares podían exponer sus motos y piezas en venta. Tan sencillo como llegar con tu furgoneta, sacar unas mesas y exponer sobre ellas todo el piecerío a vender, así como motos, chasis, depósitos, basculantes y todo lo que podáis imaginar.

La cantidad de piezas es inimaginable, hasta el punto que sabemos de casos en que algún aficionado español, en ediciones anteriores, se ha llegado a construir alguna moto británica Pre 65 de trial simplemente comprando piezas aquí, en el autojumble de Telford!

Bernie Schreiber, Olivier Barjon, John Moffatt, Mick Wilkinson y señora

Sin duda un fin de semana muy especial en el que disfrutar de una afición en la que se mezcla el disfrute de montar en moto, con el de coleccionar, restaurar, preparar, sin que falten ciertas dosis de nostalgia por otros tiempos. Allí acudieron muchos de los más importantes coleccionistas de europa, incluyendo a algunos conocidos habituales en los triales de clásicas internacionales, como el andorrano Joan Pere Santure o el español Javier Conde, como podréis ver en la galería de fotos que os ofrecemos a continuación para finalizar este reportaje.

¡Que vivan las clásicas y que viva el trial!

Galería de fotos:

Vídeo:

X