jueves, septiembre 29, 2022

El Salón ClassicMadrid 2022 volvió con fuerza

 

El Salón Internacional del Vehículo Clásico de Madrid se celebró del 25 al 27 de febrero en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo, retomando la actividad tras un año en blanco a causa de la pandemia.


Había ganas de clásico, lo vieron así los profesionales y empresas del sector que participaron como expositores y lo refrendaron los aficionados que acudieron masivamente a la convocatoria de ClassicMadrid 2022, celebrada el fin de semana del 25 al 27 de febrero en el pabellón de Cristal de la Casa de Campo.

Fue un éxito ClassicMadrid 2022, tanto en ventas y contactos comerciales como en miles de visitantes, que posicionan a este evento casi en cifras pre-pandemia, cuando a este mítico enclave consagrado al clásico se acercaban más de 30.000 personas. «El balance de esta edición es muy positivo, éramos conscientes de que había interés en volver a este pabellón, tras estos dos años durísimos, por los contactos que hemos tenido previamente con el sector, pero nos ha sorprendido muy gratamente la respuesta de los aficionados. Evidentemente, no hemos recibido a los miles de visitantes que acudieron en la edición de 2019 y precedentes, pero las primeras estimaciones nos indican que nos encaminamos a esa senda. Nuestro objetivo está ya en 2023», señala Pablo Elvira, director del Salón.

Más de 175 expositores concurrieron a ClassicMadrid 2022. Estuvieron en este evento algunas de las principales empresas nacionales de restauración clásica de automóviles y motocicletas, tales como Cars Clásicos, Coupe-Pueche, Retrosport, Amazon Sport, Cochera, Classic Cars 50 to 80, AMC Classic Cars, Retrocycle Motos Antiguas HD, Motos Clásicas MG, Motos Luis, Motor Bike Enric Casanovas, o Iván Cirre Motos de Colección, así como los más destacados recambistas del mercado español y de otros países europeos. En las tres plantas del emblemático pabellón se comercializará producto de fabricantes, restauradores, coleccionistas, accesorios, recambios, publicaciones, complementos, seguros, textil, producto vintage, etc.

En el Salón han podido verse vehículos restaurados de gran calidad como un Mercedes Benz 300S o un Lagonda 6G 6 y unidades de marcas como Hispano Suiza, Jaguar, Porsche, Aston Martin, Rolls Royce, Bentley, Ferrari, Alfa Romeo, Seat, Renault, Citroën, Montesa, Bultaco, Ossa, Derbi, Vespa, Lambretta, BMW, Henderson, Lube, Norton o Harley Davidson. También contamos con un Renault 5 eléctrico Lectric Leopard, un vehículo reacondicionado con energía limpia por la firma americana en 1979-80.

La presencia de motos de trial no faltó y, aunque fue escasa, destacó una completa y original unidad de la mítica Bultaco Sherpa modelo 10 «Sammy Miller», que fue vendida a un coleccionista madrileño por unos 4.500€.

En el mismo stand podíamos ver también una fantástica Montesa Cota 247 primera serie (tambores grandes) por un precio de poco más de 5.000€, así como una Honda TLR y algunas Montesa Cota 25.

El Concurso de Elegancia, dedicado en esta ocasión a Hispano Suiza, reunió a 8 impresionantes unidades fabricadas entre 1918 y 1934, que pusieron en un aprieto al jurado de expertos encargados de determinar el premio Best of de Show. El máximo galardón recayó, finalmente, en el Hispano Suiza H6B de 1927 con carrocería transformable construida por los norteamericanos Hibbard & Darrin, un vehículo que fue evolución del modelo original, al que se fueron añadiendo mejoras mecanizadas que lo convirtieron en un vehículo aún más excepcional. 

El jurado determinó también el galardón Memorial Emilio Polo, con el que se rindió homenaje al investigador y divulgador de la historia de automovilismo, autor de la trilogía «La Hispano Suiza 1899-1915: los orígenes de una leyenda» (1994), «La Hispano Suiza 1916-1931: el vuelo de las cigüeñas» (1999) y «La Hispano Suiza 1931-1946: vientos de guerra» (2012).  Este reconocimiento fue para el Hispano Suiza I6 de 1932 carrozado por Van Vooren, uno de los automóviles más importante de la historia de la marca y que fue prototipo del T49.

El Concurso de Restauración de Motocicletas reunió a 11 unidades que optaban a reconocimiento en cuatro categorías correspondientes a cuatro épocas diferentes: hasta 1950, de 1950-60, de 1960-70 y de 1970-80. Las monturas premiadas fueron:  la Terrot HST (1930) de José Eduardo Rodríguez Vigo, ganadora en la categoría hasta 1950; la Sanglas 350 modelo 4 (1959) de Carmen Cabadas Ruiz, reconocida en la década 1950-60; la Montesa Impala 175 cc (1964) de David Vélez Martín, década 1960-70; y ex aequo en la categoría 1970-80 fueron premiadas las motos Derbi Diablo Súper C4 (1979) de Eduardo Muñoz Jiménez, y la Lambretta 49 «Camello» (1973) de Raúl del Rey López.

ClassicMadrid contó con dos exposiciones retrospectivas destacadas. Por una parte, la marca Renault comenzó, en este evento, su programa de actividades para conmemorar el 50 aniversario del mítico y versátil Renault 5, un icono de la firma francesa del rombo. El director general de Renault, Sébastien Guigues, visitó esta muestra en la que se reunieron: un R5 TL, procedente de la colección de Valladolid; un R5 Copa atmosférico; un Super5 «Baccara»; un Super5 GT Turbo Fase 3; y un R5 MaxiTurbo Gr.B.

Por otra parte, Jaime Sánchez, el mayor coleccionista privado de la firma Seat, acudió a ClassicMadrid con ocho vehículos de su propiedad. La muestra de «Seat en Rodaje» acogió tres modelos Seat al más puro estilo playero: un Mallorca, un desconocido Seat Ibiza Cabrio, del que solo se fabricaron 5 unidades por Indar, y el prototipo y primera unidad fabricada del Seat Samba. Se sumaron  dos unidades Ronda, el modelo que salvó a Seat en su crisis de primeros de los 80; un Seat 132 ambulancia, carrozado por Bergadana y totalmente equipado; un Seat 600 de 1957 con el número de bastidor 000.064, tal vez el más antiguo que se conserve; y un Seat Toledo Podium, del que solo se fabricaron 23 unidades, cada una de ellas destinada a los 23 medallistas españoles de la Olimpiadas de Barcelona 92.

Sobre el escenario de ClassicMadrid 2022, recordamos a la mítica escudería Repsol, que brilló en rallyes y circuitos entre 1969-1979, con un encuentro de sus pilotos Eladio Doncel y José Manuel Lencina y dos de sus copilotos, Antonio Mantecón y Ricardo Muñoz. El espíritu Repsol renació en 2008 con la creación del Repsol Classic Team, que compitió en rallyes de históricos, y cuyos vehículos pudimos admirar en una exposición.

Nos visitó Emilio de Villota y su biógrafo Alfredo Filippone para hablar sobre el libro «Emilio de Villota. Un español en la ‘época dorada’ de la F1» y el pintor Juan Carlos Ferrigno, que expuso una muestra de su obra y nos habló de su libro ‘Anécdotas Carrerosas’, en el que recoge sus experiencias en los circuitos de F1.

El Salón de Clásicos contó, además, con el espacio Car Garage, un área destinada a la compra-venta de vehículos clásicos entre particulares que destacó por su dinamismo y permitió a los aficionados realizar transacciones para impulsar sus colecciones particulares.

Más motor con RacingAuto

ClassicMadrid aportó un aliciente añadido para todos los aficionados al mundo del motor, ya que el acceso al Salón de Clásicos permitía visitar RacingAuto, el Salón del Automóvil de Competición, que promovió la Real Federación Española de Automovilismo. La acción ferial coincidente de ambos eventos configuró una iniciativa global centrada en dos ámbitos del motor que despiertan gran entusiasmo entre los aficionados a la automoción.

En este espacio se pudieron ver vehículos de competición de disciplinas como rallyes (asfalto y tierra), resistencia, GT, montaña, drifting, raid, etc. Destacaron, entre otros, el McLaren 570S GT4 que vino de la mano de SMC Motorsport o el Astara de Raids, 2021 prototipo con el que participaron en el último Dakar el madrileño Óscar Fuertes y su copiloto, el gallego Diego Vallejo.

Sobre el escenario de la RFEdA vivimos un mano a mano entre el pasado y el futuro de la competición automovilística en España, con la participación, en una charla coloquio, de los pilotos Antonio Zanini y Oscar Palomo.

El toque de color lo puso la obra pictórica de Jorge Brichette, pintor, fotógrafo y periodista.  Su exposición «Pilotos Españoles de la F1» retrata con maestría un instante de carrera de ocho grandes figuras españolas del automovilismo; pilotos que desde mitad de los años 50 hasta nuestros días nos han transmitido pasión y éxito desde los circuitos más importantes del mundo.

ClassicMadrid estaba organizado por Expo Motor Events y contó con el patrocinio de la correduría de seguros Zalba Caldú y la colaboración de Madrid Destino, Ressco-Suministros Hospitalarios, Iberia, e Ibis Hoteles.

Galería de fotos con todos los vehículos expuestos en el Salón Classic Madrid 2022, clic aquí

Galería, las trialeras vistas en ClassicAuto Madrid 2022:

es Spanish
X
X