El MotorLand Classic Festival y AutoClassic cautivan a los amantes del vehículo clásico

La octava edición de la gran fiesta del vehículo clásico del complejo alcañizano hizo las delicias de los aficionados, que disfrutaron del excelente ambiente que inundó MotorLand durante los tres días del evento. La XXIV edición de la Feria AutoClassic; competiciones; exhibiciones; tandas de coches, motos y sidecars; concentraciones, exposiciones y por supuesto trial, fueron algunos de los atractivos del programa, cuya actividad se extendió a casi todos los circuitos del complejo. Más de 1.500 vehículos clásicos pasaron por MotorLand de viernes a domingo.

 La octava edición del MotorLand Classic Festival volvió a reunir a más de 1.500 vehículos clásicos

MotorLand Aragón celebró este fin de semana su gran cita anual dedicada a los vehículos clásicos: el MotorLand Classic Festival, que cumplió su octava edición con una gran afluencia de público. El evento contó con un extenso y variado programa que entusiasmó a los aficionados.

En medio del gran ambiente que inundó el complejo aragonés, los asistentes disfrutaron de las competiciones, exhibiciones, tandas, concentraciones y exposiciones que se celebraron en los distintos circuitos e instalaciones de MotorLand.

Coches, motocicletas, monoplazas, sidecares, camiones y bicicletas tuvieron su espacio en las diversas actividades del Classic Festival. La cita, repleta de atractivos, reunió a más de 1.500 vehículos clásicos que pasaron por MotorLand durante todo el fin de semana.

 AutoClassic, por cuarto año en MotorLand

El MotorLand Classic Festival se celebró conjuntamente por cuarto año con la XXIV edición de la Feria AutoClassic, que abrió sus puertas desde el viernes y que reunió a 75 expositores. Autoclassic hizo las delicias de los especialistas y apasionados del vehículo clásico en todas sus vertientes. Además de con los expositores reunidos en la muestra, los visitantes pudieron disfrutar con la exposición de vehículos deportivos de la colección Magriñá, entre los que figuraron un cabriolet Packard V12 de 1937, un Ferrari BB 512i de 1983 y un Ferrari TR 512 de 1992, expuestos con motivo de la celebración del 70 aniversario de la marca italiana.

Los amantes de las dos ruedas encontraron la exposición de motocicletas de competición JJ Cobas y las de motos de competición de la colección de los hermanos Fullana, que incluyó la primera máquina con que compitió Ricardo Tormo o la victoriosa Bultaco 350 TSS de Joan Bultó. Y también en Autoclassic los visitantes pudieron contemplar el Seat 131 Gr. 5 de Santiago Martín Cantero, vencedor del Campeonato de España de turismos de 1981.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here