Entrevista a Pablo Suárez Jambrina

En el año de su debut a nivel internacional, Pablo Suárez Jambrina finalizó tercero dentro de la categoría Trial125, además de coronarse por primera vez Campeón de España Trial en TR2.

“Cuando gané la primera carrera de TR2 mucha gente daba por hecho que yo tendría que ganar el campeonato, pero no es así de fácil”

Entrevista a… Pablo Suárez, ganador de la Copa de España Trial 2015 en Cadete y Campeón de España Trial 2016 y 2018 en Júnior y TR2

Elegido la temporada pasada ‘Mejor Rookie’ del Mundial de Trial125, un año después, el piloto ovetense ya es uno de los nombres a seguir en la división de plata. No en vano, ha firmado un ‘top ten’ en una categoría en la que comparten protagonismo veteranía y juventud.

De ahí que, aprovechando los últimos coletazos del verano y a poco de que se reanude el Campeonato de España de TR2, de la que es el actual Campeón y vigente líder de la clasificación provisional, así como el Campeonato del Mundo, nos acercáramos hasta Asturias, su tierra, para conversar durante uno de sus entrenamientos con la última gran joya del deporte del equilibrio dinámico patrio.

– Empecemos por lo más reciente. Primera participación en el Campeonato del Mundo 2019 en Trial2 como piloto del RFME Equipo Nacional. ¿Qué valoración haces de tu primera temporada con la federación?

– La verdad es que me ha impresionado gratamente. Es como tener otra familia. Nos da un gran nivel de confianza y apoyo muy importante que sirve de gran ayuda en la temporada.

– Éste también ha sido tu primer año en la división de plata del Campeonato del Mundo. ¿Contento con tu campaña?

– La verdad es que sí. Sé que puedo dar más de mí, pero antes de comenzar, viendo al resto de pilotos, no imaginaba mis resultados. Aunque a medida que iban pasando las carreras veíamos que mi sitio tendría que estar dentro del ‘top ten’ por lo menos.

– Tu mejor resultado a falta de una carrera ha sido el octavo lugar de Zelhem, en Holanda. ¿Ves factible pelear por el ‘top five’ en La Nucia? ¿Y en 2020?

– Es un objetivo muy ambicioso. Los pilotos que están arriba tienen mucho nivel y experiencia, por lo que es muy difícil que fallen. Pero si no estoy en el ‘top five’ no será porque no lo haya luchado. (Sonríe).

– La sensación que da desde fuera la categoría es que los cinco  primeros compiten en otra liga. ¿Es así?

– Sinceramente, pienso que sí. No solo por su nivel, sino porque algunos de ellos eran pilotos de TrialGP que han bajado de categoría a por un título. Se podría decir que no dejan progresar a los que llegamos por debajo, pero yo pienso lo contrario. Gracias a ellos, en la categoría sube el nivel, lo que hace exigirnos más.

– 2018, el año de tu debut a nivel internacional, finalizaste tercero en el Mundial de Trial125. ¿Cómo sienta que te elijan mejor novato de la temporada para la FIM?

– Es una forma de ver la recompensa del trabajo hecho durante la temporada. Además, fue una inyección de motivación para seguir mejorando. (Sonríe).

– ¿Qué crees que te faltó para ganar el título?

– Posiblemente, algo de experiencia, ya que era mi primer Mundial. Además, nunca antes había tenido que entrenar nonstop en serio.

– ¿Por qué no has continuado en dicho nivel, como sí han hecho otros compañeros tuyos?

– Creo que habría sido una pérdida de tiempo, ya que las zonas de Trial125 exigen un tipo de entrenamiento diferente al de Trial2 o TR2. Pensamos que subir de categoría era la decisión correcta para seguir progresando.

– A todo esto, ¿te resultaba sencillo cambiar la GasGas TXT300 del Campeonato de España TR2 por la TXT125 del Mundial Trial125, y viceversa?

– No era del todo sencillo. El cambio a la 125 no era gran problema, pero cuando volvías a la 300… la cosa cambiaba. Se podía decir que con la 125 te acomodas practicando el nonstop, giros, colocaciones… pero cuando coges la 300 otra vez parece que los trancos… ¡¡han crecido!! (Risas).

– Te lo preguntamos porque la campaña pasada conquistaste el título en el CET de TR2 en tu segundo año en ella. ¿Confiabas en lograrlo cuando arrancó la temporada?

– Cuando gané la primera carrera mucha gente daba por hecho que yo tendría que ganar el campeonato, pero no es así de fácil. La temporada es muy larga y los pilotos de arriba tenemos un nivel muy similar, prueba de ello es que no fue hasta la última carrera cuando gané el título.

– Según vas subiendo de categorías, también es necesario una mayor ayuda, no sólo a nivel de entrenamiento o equipo sino económicamente. ¿Como has podido afrontar estos cambios?

– Hasta Junior, yo siempre había ido con Sherco y cuando decidimos dar el paso a TR2 comenzamos un proyecto de la mano de TrialFactory. Esta categoría suponía mayores necesidades que este equipo nos proporcionaba. Al mismo tiempo se crearon las escuelas de TrialFactory en Asturias donde colaboraba habitualmente. Las temporadas siguientes se creó mayor vínculo con GasGas y el año pasado apareció Comas, que en relación con TrialFactory es mi sponsor principal. Gracias a ellos y otros patrocinadores del equipo Comas el año pasado pude hacer el Campeonato del Mundo Trial125 completo.

– Este 2019 y a falta de tres citas lideras nuevamente TR2, aunque tu compañero en el RFME Equipo Nacional Eric Miquel está a un solo punto. ¿Sois los dos máximos favoritos al título nuevamente?

– Creo que sí. Tenemos un nivel muy parecido y cualquiera puede ganar las próximas carreras; sin olvidarse de Sergio Ribau, que siempre está ahí también.

– ¿Son equiparables en cuanto a nivel de dificultad TR2 y Trial2?

– A mí me parecen más fáciles las zonas del Campeonato de España, en las que un error te puede dejar fuera. Esto hace que vayamos aún más presionados, mientras que en el Mundial, independientemente de que el reglamento sea nonstop, las zonas también tienen un mayor nivel de dificultad.

– ¿Cómo ves la reducción de tiempo en zona de 1:30 a 1:20 segundos que se aplica este año en el Campeonato de España?

– Lo veo un cambio insignificante, por lo menos en TR2. Es cierto que tenemos que correr más, pero si nos diesen 1:40 también nos parecería poco, ya que nos adaptamos al tiempo y siempre lo aprovechamos al máximo.

– Qué prefieres: ¿Menos tiempo en zona y poder parar o más tiempo y correr bajo reglamento nonstop?

– Yo prefiero que te pongan un tiempo determinado y que cada uno haga lo que quiera. No me desagrada el nonstop, pero es muy injusto en algunas ocasiones.

– ¿En qué ocasiones te resulta injusto?

– Por que es muy subjetivo. Depende de cómo esté y te vea en ese momento el control de la zona.

– ¿Te resulta fácil o difícil pasar del stop al nonstop y viceversa?

– No es fácil, ya que con el nonstop te acostumbras a ir muy despacio en las colocaciones y demás, y cuando volvemos al stop cuesta coger el ritmo de correr en las zonas.

– ¿Qué piensas de la zona de calificación del sábado? ¿Te gusta?

– La verdad es que en la ‘qualy’ me presiono más que en todo el resto de la carrera. (Risas). Me gusta, aunque tiene el inconveniente de que es más fácil caerse y hacerse daño para la carrera.

– ¿Le dedicas entrenamientos específicos para ir más rápido en la lucha contra el cronómetro?

– A veces. Los últimos entrenamientos previos a las carreras, al acabar, me marco una zona y lucho contra el ‘crono’, pero nada más allá de eso.

– De lograr tu segundo CET de TR2 consecutivo, ¿darás el salto a TR1 en 2020?

– La idea principal es esta. Pero no solo depende de mi decisión, porque para estar en TR1 se necesita un apoyo externo muy grande.

Por cierto, ¿dónde guardas la medalla y el recuerdo con el que la Corporación municipal de Oviedo te premió a principio de año por tus éxitos deportivos?

– Está enmarcado junto con otros diplomas en mi habitación.

– ¿Te reconocen por la calle tus paisanos ovetenses?

– El trial es un deporte muy minoritario, sobre todo en mi zona, pero sí que cada vez más gente me reconoce.

– Hasta hace bien poco el Trial Indoor de Oviedo era una de las citas obligatorias del Campeonato de España de Trial Indoor y en 2014 incluso formó parte del Mundial X-Trial. ¿Te gustaría competir en él ante los tuyos como en su día hizo Adrián Villabrille?

– ¡¡Claro que sí!! Sería una gran experiencia para mí correr un indoor en Oviedo.

– Por cierto, ¿todavía practicas trial en bici?

– La verdad es que lo he dejado muy de lado, pero a veces sí que disfruto pegándome un buen entreno con la bici de trial.

– Has logrado títulos a nivel regional, nacional e incluso medallas a nivel internacional. ¿Por qué te has decantado profesionalmente por la moto en lugar de seguir con la bici?

– Llegó un momento en el que estaba ganando el Campeonato de España en moto y haciendo el Mundial en bici, y ahí supimos entonces que había que elegir un camino para poder centrarse en serio en una sola cosa. Aunque hubo momentos en los que tuve mis dudas, lo mío siempre fue la moto. (Sonríe).

– Para ti, qué es mejor: ¿empezar con la bici y pasarte a la moto o desde el primer día subirte a una moto?

–  Creo que cada persona es muy diferente y le puede ir bien una cosa u otra. Pero yo recomendaría empezar en moto y luego paralelamente practicar biketrial para aprovechar la técnica y base que te da.

– ¿Has importado al trial en moto alguna solución aprendida con la bici?

– Nada específico. La técnica de la bici te da una forma diferente de conducir. Tiendes a llevarte la moto como si no tuviese motor en lugar de dejarla rodar.

– A todo esto: ¿Javi ‘Sensey’ Alonso o Albert Cabestany?

– Es una pregunta muy difícil (Risas). Javi es una persona muy importante para mí. He pasado ‘muuuchas’ horas con él, mientras que ‘Cabes’ siempre fue un ídolo para mí.

– En 2018 cambiaste Sherco por GasGas, firma con quien sigues este 2019. ¿Cómo y cuándo se interesaron por ti?

– Tras mi última temporada con Sherco, TrialFactory se interesó por mí, dejándome así motos GasGas para competir. A partir de ahí, se creó mi vínculo con ellos, siendo ahora uno de sus pilotos.

– Imaginamos que ganar la Copa de España Trial 2015 en Cadete y Campeón de España Trial 2016 fue tu mejor carta de presentación para convencerles de que apostaran por ti. ¿Es así?

– Se puede decir que sí. Ser Campeón de España en Júnior habiendo ganado todas las carreras y luego mi vínculo con TrialFactory llevando GasGas fue seguro una de las cosas por las que se han fijado en mí.

– A mediados de verano GasGas entró en ERE Temporal y a nivel de competición solo Jeroni Fajardo ha contado con recursos y solo para el Mundial de TrialGP. ¿Cómo te ha afectado a nivel deportivo su delicada situación financiera?

– Todos los pilotos relacionados a la marca nos sentimos afectados en mayor o menor medida. Deseo que esta situación sirva para que se reactive la empresa y nos vaya mejor a todos.

– Hace ya unas semanas se presentó la nueva TXT 2020. ¿La has visto? ¿Te gusta?

– Sí, la vimos en Auron. Y la verdad que es difícil mejorar una moto como la GasGas, de ahí el ligero cambio de estética.

– ¿Te ves con ella la próxima temporada o tienes ofertas para cambiar de marca?

– Inicialmente sí, esperando a que las cosas vayan a mejor. Pero no depende solo de mí.

– Has llevado el desenlace de tus últimos campeonatos hasta la última carrera o casi. ¿Cómo llevabas los nervios?

– La verdad que es una cosa en la que he mejorado ‘muuucho’, pero en ocasiones de máxima tensión, me siguen pasando factura. (Sonríe).

– A todo esto, ¿quién ha sido, o es, tu rival más acérrimo?

– Casi desde mis inicios en el CET ha sido, y sigue siendo, Eric Miquel.

– ¿Y tu mejor amigo dentro del paddock?

– Es muy difícil de elegir a uno, pero entre ellos está el propio Eric. Con independencia de ser rivales, somos grandes amigos. Y el otro es Álex Canales, mi compañero de GasGas y en el Equipo Nacional  RFME. Sin él, los viajes y los entrenamientos no serían lo mismo. (Sonríe).

– Tu mochilero de un tiempo a esta parte es Marcos González, ex de Villabrille. ¿Qué es lo primero que te enseñó?

– No es lo que me ha enseñado, sino lo que ha hecho por mí. A parte de sacar muchas horas de su tiempo para entrenar, la tranquilidad y caña que me transmite… (Risas). Nunca le podré agradecer lo suficiente su aportación a mi proyecto.

– En el TrialGP Japón 2018 vimos al gran Dani Comas acompañarte y aconsejarte. ¿Qué tal es el doble Campeón del Mundo de Trial en bici como profesor?

– Es un gran lujo poder tener de mochilero y entrenador a un 10 veces Campeón del Mundo; aprendiendo de sus consejos cada día.

– ¿Y como patrocinador?

– Lo mejor como patrocinador es que él ha sido piloto al máximo nivel y sabe entender las situaciones y necesidades que tenemos durante la temporada.

– ¿Quién es el culpable de que a Pablo Suárez le guste el trial como deporte?

– Mi padre. Desde que era pequeño siempre estaba rodeado de motos. Y desde que me monté en una moto de trial no me he bajado… (Sonríe).

– ¿Recuerdas cuándo te subiste por primera vez a una moto? ¿Y tu primera moto de trial?

– Mi padre me llevó a probar una moto cuando yo tenía cuatro años, y mi primera moto fue una Xispa de 25cc.

– ¿Cuál es tu primer recuerdo de ti compitiendo en trial?

– Fue con cinco años en una prueba del Campeonato de Asturias, en categoría Alevín, y me parecía ¡¡dificilísimo!! (Risas).

– ¿Tenías algún piloto favorito? ¿Sigue siendo el mismo?

– En aquellos momentos… ¡¡todos!! (Risas). Cuando empecé a saber de Trial lo fueron Toni (Bou) y ‘Cabes’, que a día de hoy lo siguen siendo.

– ¿Qué retos te marcas para lo que queda de temporada y la próxima?

Esta temporada mi reto es ganar nuevamente el Campeonato de España en TR2 e intentar acercarme al ‘top ten’ en la cita que resta del Mundial de Trial2. Para la próxima… sería debutar en TR1 en el CET, y en cuanto al Mundial quiero repetir en Trial2, pero apuntando ya al ‘top five’.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here