Cto. de Madrid, Becerril de la Sierra

El descanso veraniego llegaba a su fin en la temporada trialera madrileña para reiniciar el Campeonato con la quinta prueba de 2019 en el ya tradicional Trial de Becerril de la Sierra, organizado por el Club Deportivo Emedoce el pasado 29 de septiembre.

 Becerril de la Sierra, cita habitual

En el panorama trialero del Campeonato Comunidad de Madrid de Trial no podía faltar el escenario de Becerril de la Sierra, que desde los años 90 ha acogido numerosas pruebas de esta especialidad en el mismo terreno, e incluyendo no sólo citas del regional, sino también del Campeonato de España y de la Copa de España de Trial de Clásicas. En todos estos años lo que ha quedado más que claro, es que el deporte del trial es absolutamente sostenible, compatible con el respeto al medio ambiente y sin dejar huella negativa en el entorno sino todo lo contrario.

Y así volvió a ser esta quinta prueba de las ocho programadas para el campeonato de este año 2019, un trial en el que a pesar de repetirse tanto las localizaciones de las zonas, siempre es algo diferente, destacando por la variedad de zonas, que volvieron a combinar las grandes piedras de granito como elemento principal con las rampas de tierra y piedra suelta, los giros en ladera, faltando en esta ocasión el agua y el barro como es lógico en estas fechas aún veraniegas.

Paco Guzmán, tercero en Postclásicas

La gran noticia del día era el retorno de los pilotos más pequeños, los de la categoría Infantil B, cuyos familiares se habían plantado en la mayoría de pruebas anteriores debido a la poca ayuda recibida por parte de la Federación y a los altos costes que suponen para las esforzadas familias poder competir en el campeonato oficial. Y es que además de la inscripción no bonificada y las licencias, también tenían que pagar la inscripción y licencia de mochilero, por lo que cada fin de semana de competición les resultaba realmente caro.

Esto provocó que algunos padres solicitasen a la FMM una reunión en la que tratar de resolver esta problemática, y tras la misma se llegaron a acuerdos lógicos en orden a promocionar y facilitar el desarrollo del deporte del trial entre los más jóvenes, lo cual por otro lado es la función principal de la Federación tal y como dicta la Ley del Deporte.

Michael Sans, tercero en TR3+45

Tras la citada reunión, la FMM aprobó una inscripción única piloto/mochilero para la categoría Infantil B, con una cuota de 20 €, lo que supone una buena ayuda para que los más pequeños se animen a participar en este campeonato. El resultado de la medida fue inmediato y en Becerril se presentaron 5 pilotos, aunque faltaron otros habituales en años anteriores, que esperamos se animen en próximos triales.

En cuanto al trial en si, la mañana fue muy agradable, soleada pero con una buena temperatura y una ligera brisa, lo que hizo que el calor fuese bastante llevadero. Como es habitual 8 zonas componían el recorrido, al que debían darse tres vueltas en un tiempo que fue más que suficiente para poder realizar el trial sin prisas.

El trial comenzaba puntualmente a las 9,30 y como novedad en el reglamento se establecía un parque cerrado en el que guardar las motos hasta la salida, en cuya entrada se verificaban detalles como el hombre al agua o el cierre de los agujeros de la coron como medidas de seguridad. Un punto a favor del Moto Club que agradecen los participantes, fue el disponer de bebidas isotónicas y agua junto a la mesa de control de carrera para paliar el calor y reponer fuerzas.

El marcaje en todas las categorías fue bastante fácil, pero los puntos cayeron más de lo esperado en todas las categorías, y es que Emedoce acertadamente optó por hacer zonas sencillas en este retorno a la actividad, ya que el parón del verano se notaba en el “oxido” acumulado en la forma de muchos participantes.

A destacar también que en los triales celebrados en Becerril, ya sean de modernas o clásicas, siempre

Chema Quer, primero en TR1

encontramos bastante público, ya que el recorrido es muy accesible y fácilmente se pueden seguir todas las zonas a pie, en moto o en bicicleta. En cuanto a la participación estuvo en la media, con un total de 65 inscritos, 7 de ellos en la modalidad “entrenos”.

 TR1, Chema Quer vence

En la categoría azul la participación fue más alta de lo habitual, con la incorporación del piloto de Trial Factory Fernando García Casales y la del del MC Portillo de Valladolid Cristian Fraile por primera vez en lo que va de temporada.

Pero la sorpresa la daba el joven piloto Todotrial Manu Caturla, que se ponía líder en la primera vuelta sorprendiendo con pleno de ceros, apenas una semana después de haber cumplido 15 años. De cerca le seguían Chema Quer con 1, Eduardo Lorente y Guillermo Rodríguez con 3 y su primo Pablo Lorente con 4.

Edu Lorente, segundo en TR1

Sería un trial de no cometer errores y de aguantar la concentración, pero nadie se libraba de cometer algún fallo en la segunda vuelta, siendo el mejor parcial el de Roberto Bautista que así remontaba una mala primera vuelta. Chema Quer sumaba 3 puntos, Manu Caturla 4, con lo que ambos se colocaban empatados en cabeza.

La tercera vuelta sería decisiva y en ella Manu cometía un fallo inesperado en forma de 3 en la zona seis además de tres unos con lo que perdía el liderato pasando a la tercera plaza, al ser superado por Chema Quer, que sumaba un total de 4 puntos frente a los 9 de Edu Lorente y los 10 del piloto del equipo Mediser Manu Caturla, quien no obstante estaba satisfecho al haber logrado el primer podio en la máxima categoría en su primer año de participación en la misma. A sólo un punto del podio se quedaba Roberto Bautista y a dos Pablo Lorente.

 TR2, Mariano Gómez frente a los jóvenes

Mariano Gómez, primero en TR2

En la segunda categoría, la verde, ante la desaparición de la antigua TR2 azul, se reunían 12 pilotos, cuya lucha por el podio suponía un enfrentamiento de generaciones, entre los veteranos Mariano Gómez y Juan González y los jóvenes Hugo Barrera y Javier Redondo.

Los cinco primeros clasificados terminaron con penalizaciones de una sola cifra, lo que da muestra de que este trial fue muy fácil para la mayoría en esta categoría. Pero sólo uno lograba rodar a cero en la primera vuelta, el más veterano, Mariano Gómez a los mandos de su TRS. Con uno estaban Hugo Barrera y Javier Redondo sobre sus Sherco, con 3 Rodrigo Castro y con el líder de la general, Juan González, al haber sufrido una caída tonta en la zona 7.

Hugo Barrera, segundo en TR2

En la segunda vuelta Hugo lograba el cero, Javier repetía el 1, y Mariano se mantenía a cero, puntuación que también lograba Juan González sobre su Aprilia Climber, mientras el resto se distanciaba.

Estos cuatro pilotos sumaban 1 punto más en la tercera vuelta, con lo que al final el ganador era Mariano Gómez con 1 punto, seguido de Hugo Barrera con 2 y Javier Redondo con 3, quedando Juan González fuera del podio con 6. Al final la categoría se decidió por la mínima, siendo recompensado quien logró mantenerse sin cometer errores, ya que estos pesaron caro ante una clasificación tan ajustada.

 TR3, Luis Franqueira se destaca

Luis Franqueira, vencedor en TR3

En la categoría amarilla para menores de 45 años se reunían 7 pilotos, de los cuales uno destacó sobre el resto, Luis Vicente Franqueira, ya que no sólo era el único en rodar una vuelta completa a cero, sino que además completaba el trial con apenas 5 puntos, lo que suponía 16 menos que su más inmediato perseguidor. Este era Angel Parra, que sumaba 21.

La tercera plaza del podio estaba muy disputada y se decidía en el último momento por apenas un punto de diferencia entre los tres candidatos. El afortunado sería Javier Ruiz Lozano con 24 penalizaciones, mientras que con un punto más terminaban Borja de Faria y David Jiménez.

Paco Antolín, ganador en TR3+45

 TR3+45, Paco Antolín ganador

En la categoría de los veteranos amarillos la inscripción era de 14 pilotos y también la lucha parecía que estaría muy apretada, ya que en la primera vuelta los cuatro primeros estaban separados por apenas tres puntos.

Juan Mayor era quien se colocaba líder sobre su TRS One al marcar 4 puntos, con 6 le seguía el piloto del Team Mediser Francisco Antolín, que llegaba desde Palencia, y con 7 estaban Julián López Calvo y José Antonio García Conde.

En la segunda vuelta Juan cometía un fiasco que a la postre le haría perder el podio, mientras que Antolín sumaba un sólo punto alcanzando el liderato.

Julián López Calvo, segundo en TR3+45

Tras la tercera y definitiva vuelta, Francisco Antolín se hacía con la victoria con un total de 10 puntos, siendo la segunda plaza para Julián López Calvo con 12 y la tercera para Michael Sans, que empataba a 20 puntos con Juan Mayor pero dejaba a este fuera del podio al contar con un cero más en su tarjeta.

 Infantiles

En las categorías infantiles, comenzamos con el retorno de los B, los más pequeños, en su mayoría a bordo de motos eléctricas. De nuevo animados tras las ventajosas condiciones acordadas con la Federación Madrileña, 5 eran los pilotos reunidos en esta ocasión.

Jorge García Iraizoz, nueva victoria en Infantil B

Jorge García Iraizoz se destacaba del resto con sólo 3 puntos en cada una de las dos pasadas a las 8 zonas del recorrido, llevándose una nueva victoria. Los hermanos Ruiz Yeves quedaban a continuación separados por apenas un punto, 21 para Álvaro y 22 para Ignacio. Cerca de ellos quedaba Javier Rodríguez en cuarto lugar, y el quinto era para su hermano Pablo.

En Infantil A, corriendo dentro de la categoría TR3, Hugo Barrera era el ganador con 2 puntos, seguido de Marco Zulueta con 24 y Jorge Redondo con 28. Completaba la clasificación Iñigo Estefanel con 38.

 Post Clásicas, ajustada victoria de Toño Villanueva

Toño Villanueva, vencedor en PostClásicas

La categoría destinada a las motos clásicas y post clásicas, siendo estas últimas las que teniendo refrigeración por aire cuentan con monoamortiguador y freno de disco, parece que va recobrando interés gracias al retorno de algunos pilotos y en Becerril la inscripción aumentó hasta los 11 participantes.

La lucha fue muy igualada desde el primer momento, con Paco Guzmán rodando a un sólo punto sobre su Bultaco Sherpa, seguido de cerca por Toño Villanueva y Marino Galilea igualados a 2 puntos.

Marino Galilea, segundo en Postclásicas

En la segunda vuelta tanto Paco como Toño rodaban a uno, mientras que Marino sumaba 3, pero en la tercera el liderato de Paco Guzmán se iba al traste cuando cometía un absurdo fiasco en la penúltima zona, con lo que no sólo perdía el trial sino también el segundo puesto. Toño Villanueva había sido el más regular, y gracias a ello se llevaba el primer puesto con 5 puntos, uno menos que Marino Galilea (6), mientras Paco Guzmán era tercero con 8, los mismos que Luis Arocas y con igual número de ceros, resolviéndose el desempate por número de unos.

La próxima cita del Madrileño de Clásicas será en El Molar el día 20 de octubre, organizado también por el Club Emedoce.

 Clasificación Trial de Becerril 2019

 Galería de fotos Trial de Becerril 2019:

Trial Becerril de la Sierra. Cto. de Madrid 2019  Reportajes triales en Madrid

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here